Etiquetas

jueves, 26 de julio de 2012

Usa la Consciencia y no la Mente para entender y comprender lo que sucede en tu Vida


Usa la Consciencia y no la Mente para entender y comprender lo que sucede en tu Vida


No existe nada bueno ni malo, es el pensamiento humano el que lo hace aparecer así.
William Shakespeare


                                                                                                                

“Sufrimos porque cuestionamos y pensamos en las cosas que nos suceden, en lugar de observar el significado real de eso y atender lo que ocurre. Usar la conciencia, no la mente.”


Las cosas suceden, simplemente, suceden, nos parezca, nos guste, nos simpatice, nos enfaden, independientemente de nuestros juicios y de nuestra mente, las cosas acontecen, están ahí, como regalo para ser observadas, sentidas, integradas a nuestra alma y así poder seguir evolucionando en espiral hacia arriba.

La mente , tu mente, cuestiona, critica, se preocupa, se angustia, se debate entre el bien y el mal, la luz y la obscuridad, entre los deberías y no deberías, entre lo justo y lo injusto de una situación, pero resulta que es así y punto, no es de otra manera, no es a tu manera, es como es, es un hecho real, y al  entender con amor esta verdad es lo  que nos liberara  de las ataduras del ego y de la mente pensante.

No es lo que tú crees que debe suceder, no es lo que tú piensas que se debe hacer, no es lo que tu deseas o pensaste  debía o tenía que suceder, lo que sucedió, es un hecho , y tienes que aceptarlo, con compasión, amor y sabiduría. Obviamente que con el nivel de consciencia con el que viviste la experiencia no podrás re interpretarlo, tendrás que llegar a un nuevo nivel de consciencia para poder integrar a tu vida eso que ya sucedió, y que no va a cambiar porque sencillamente es un hecho. Es por ello que el perdón, que no es otra cosa que el entendimiento de un suceso o acontecimiento  es lo que nos dará la libertad para seguir avanzando.

Pero cuando hablo de perdón no me refiero a ese perdón falso de los dientes para afuera, el perdón verdadero te libera a ti y al otro, para que continúen evolucionando como almas, porque la lección se aprendió, y la única forma de aprender la lección es cuando podemos ver una experiencia sin juicio, sin mente, solo con consciencia, y amor compasivo. Entendiendo que el otro no es más que un reflejo de nosotros mismos, o simplemente el otro necesita de esas experiencias para poder crecer y madurar como persona. Eso que le damos a los demás nos lo damos a nosotros mismos, y es realmente liberador poderlo experimentar en carne propia.

Atender a lo que ocurre, no a lo que suponemos que debería ocurrir, abrir los ojos y observar que esta ocurriendo, permanecer tranquilos y ecuánimes en el testigo silencioso que es capaz de desapegarse de los falsos juicios mentales y observa la pintura que se esta desplegando ante nuestros ojos y las tonalidades emocionales que la colorean,  es un hermoso regalo, pero para ello tenemos que usar la consciencia y no la mente.

El sufrimiento proviene del juicio, del cuestionamiento que hace la mente de lo que nos sucede, es la resistencia de que los eventos se desarrollan de manera distinta a el plan que teníamos en mente, nos resistimos a la realidad, y resulta que en ella, esta escondido el tesoro de tu evolución personal como ser espiritual, desprendiéndote cada día mas y mas de tu mente, y despertando a la nueva consciencia de la no mente. Esta te liberara, te permitirá crecer, y también liberara a los otros, de tus juicios, de tus trabas, de tu mente, y de tu ego manipulador, que impide la evolución de almas que acordaron reencontrarse en este plano para crecer juntas. 

Si tú haces tú parte, es decir, te comprometes con la no mente, al liberarte tú, se liberaran los demás. Tu disciplina mental, y compromiso con el despertar de tu conciencia permitirá que el grupo de almas que vibran al unísono contigo sientan tu nueva energía y comprensión de la vida y puedan montarse en tu barco y navegar al viento que  soplando sobre las velas nos dirige a nuevos destinos interesantes para vivir, los que no,  simplemente se quedaran en tierra o tendrán que navegar hacia otros mares necesarios para seguir evolucionando cónsono con sus niveles de energía y vibración.

La consciencia te libera, la no mente te transforma. Despierta!. 


Maria Tirone

No hay comentarios:

Publicar un comentario