domingo, 3 de agosto de 2014

Labios Dulces...en Corazones Amargos?...

Labios Dulces...en Corazones Amargos?...


Los labios No pueden jamás destilar dulzura cuya fuente es un corazón repleto de amargura, sin sabores, desdichas, traiciones, un corazón enviciado, maltrecho, torcido, tortuoso, embustero, dañado

Un corazón herido, enfermo de desamor, un corazón turbio por los pecados, turbio por la hipocresía, turbio por el orgullo, la manipulación, el cinismo.... No puede destilar dulzura...solo hiel.

La boca habla lo que en el corazón se esconde... ¿Que esconde tu Corazón?  No es lo que entra por la boca lo que contamina al hombre sino lo que sale de ella, y lo que sale de ella procede de su propio corazón

Cuida a tu corazón…
Escucha a tu corazón…
. Sana a tu corazón…
Perdona con tu corazón. Olvida con tu corazón. Entrega tu corazón... Con Amor... Y destilaras dulzura por tu aliento y tu boca...

No pueden engañar al corazón que ha conocido la dulzura de la miel y del amor con labios falsos que cubren amargura, frustración...no pueden…

El corazón siente...padece...recuerda....el corazón sabe...

Un corazón sofocado, asfixiado, Un corazón apretado herido y no sanado, un corazón que calla pero resiente, Un corazón que perdona pero no olvida Un corazón que pasa factura Un corazón enfermo no puede destilar dulzura...Sánalo! Perdona y Olvida! Entrégalo... Regálalo.... Déjalo Respirar!!!

Dulzura , Dulzura, Dulzura... ¿Donde se Fue la Dulzura?... Se fue con tu Inocencia, Se fue Con tu cinismo, Se fue con tu Amargura, al dejar de Creer en el Amor... Al dejar de Perdonar...Al encerrarte en los barrotes de la cárcel de tu Orgullo, Odio y Rencor....

No, no pueden engañar labios dulces que destilan amargo sabor desde un pobre abatido y moribundo corazón.

Maria Tirone
www.mariatirone.com

CARTA A MÍ MISMO

CARTA A MÍ MISMO

Estimado Amigo:

Me llamo amigo, porque eso es lo que quiero ser conmigo mismo ahora.
Por mucho tiempo yo fui mi peor enemigo, de hecho, fui mi único enemigo.Fui yo el que permitió que el miedo dominará mi vida. Fui yo el que se aferro a las penas del pasado para llenar mi presente de sufrimiento. Era mi propia voz la que escuchaba en mi cabeza y que me convencía de no merecer lo bueno y que me hacia sentir menos que los demás.

Fui yo mismo el que me llene de inseguridades y dudas, de celos y resentimientos. Fui yo mismo el que me juzgue y me critique en todo lo que hacia. Yo mismo afecte mi salud y mi bienestar y fui yo mismo el responsable de los problemas en mi vida. En mi estaba la solución y en mi estaban todas las respuestas.

Fui yo mismo el acusado, el juez y el verdugo de mi propia vida. Yo mismo dicte las sentencias y yo mismo me impuse castigos.

Y, sin embargo….
HOY ME PERDONO TODO, porque me doy cuenta que siempre hice lo mejor que pude. Comprendí que fui un ser sensible y vulnerable y como yo son todos los seres humanos y que las experiencias de mi vida moldearon mi personalidad, hoy rechazo la culpa que siento por mis errores ya que en nada ayuda y nada soluciona.

Aprendí tarde, que era yo capaz de cambiar mi vida a pesar de mis heridas y de las situaciones que me rodearon. Tarde comprendí que era yo mi propio dueño, que mis pensamientos moldearon mi existencia, que no era un esclavo de las circunstancias y que en mi estaba el poder de mejorar, de cambiar y de vivir en armonía.

Puedo ver ahora que mi vida fue maravillosa a pesar de las perdidas y heridas que todos compartimos. Agradezco la oportunidad que tuve de ver, de oír , de sentir, de saborear, la oportunidad de compartir con otros mi vida y la oportunidad de amar a mis semejantes.

Hoy me deshago de viejos resentimientos hacia otros y hacia mi mismo.
Hoy rompo las cadenas con las que yo mismo me ate.
Hoy me libero del miedo y de la culpa.
Hoy me perdono por todos mis errores.
Hoy admito que nadie tiene control sobre mis pensamientos.
Hoy admito que nadie tiene control sobre mis sentimientos.
Hoy me libero de todas mis heridas.
Hoy es un buen día para …. VIVIR.
Me quiero… Atentamente: La persona más importante de mi vida: YO.

Tomado del libro : El Esclavo. Autor: Francisco J. Ángel Real.

Sanando la relación con tu pasado

Sanando la relación con tu pasado Agua pasada no mueve molinos. Refrán Para crear tu futuro potencial debes dejar atrás el pasado s...