jueves, 16 de agosto de 2012

TANTRA , ESPIRITUALIDAD Y SEXO Osho


TANTRA , ESPIRITUALIDAD Y SEXO Osho

"...el Tantra es un concepto muy revolucionario: el más antiguo y a la vez más nuevo. Es una de las tradiciones más antiguas y, sin embargo, no es tradicional, incluso es antitradicional, porque dice: "A menos que seas un todo, uno, no entenderás la vida en su conjunto. No deberías permanecer fragmentado, tienes que volverte uno". 

...el Tantra es una profunda aceptación, una aceptación total de la vida. Una visión única, en todo el mundo, de todos los tiempos...; el Tantra es único. Dice: "No desperdicies nada, no estés en contra de nada, no crees ningún conflicto -porque en conflicto serás destructivo contigo mismo". 


...el Tantra utiliza el acto sexual para integrarte, pero tendrás que adentrarte en él muy meditativamente; olvidando todo lo que has oído sobre el sexo, lo que has estudiado acerca de él, lo que la sociedad te ha dicho, lo que la Iglesia, la religión y tus profesores te han dicho... Olvida todo eso e implícate totalmente". 
Osho. 


Vivimos en una sociedad donde los resultados, la eficacia y la adaptación hacen que nos alejemos cada vez más de lo que realmente sentimos. 
El camino del Tantra nos ayuda a recuperar lo que somos, a deshacernos de las capas superficiales para ser más totales. 
La sexualidad es una forma de alcanzar la unidad esencial; sin embargo, y paradójicamente, no es un medio sino el fin en sí mismo. Osho nos muestra una nueva forma de abordarla.

Haz Clik en el siguiente link y tendras acceso a la lectura del libro:

martes, 14 de agosto de 2012

¿Que es la Felicidad?



¿Que es la Felicidad?


» Benjamin Franklin 


La felicidad es un estado del Ser producto de una Fe inquebrantable en el proceso de la vida unido con el gozo de vivir sumergidos totalmente en el eterno presente con todos sus matices y colores orquestados perfectamente por La fuente de la Existencia misma. 

La felicidad no puede ni debe estar sujeta a esto o aquello. Nuestra felicidad y alegrías debemos resguardarlas como a la niña mimada de nuestros ojos porque de ellas emanan todas nuestras capacidades y energías para Co Crear nuestro mundo, nuestro Universo, nuestros Sueños. Se feliz!


La felicidad la alegría, la paz son emociones que nos llenan de un estado de Gracia, es decir de un estado de rebosante gratitud en el corazón y en el alma haciendo posible un sentimiento de contentamiento internos que se refleja en todo nuestro ser independientemente de las circunstancias que nos rodean. Es por ello que lo denominamos estado de Gracia, estado que se vive no por méritos o logros…sino por Amor. 

Descubrir nuestro propósito y misión de vida se hace imperativo para que podamos vivir en un estado de gracia permanente. Ello nos permitirá fluir con el flujo de la vida y alinearnos con el propósito individual sagrado por el cual fuimos creados. Una Vez escuchado ese llamado primordial existencial el Universo orquesta de maneras misteriosas los eventos para que tu propósito sagrado se cumpla .

El joven o la joven, el niño o la niña que viven dentro de ti necesitan de tu ayuda consciente adulta para que puedan salir y expresarse, si en el pasado fueron reprimidas, negadas, ignoradas sus necesidades, deseos y sueños. Date permiso para ser Féliz! no te reprimas, no te niegues más a ti mismo, es tiempo de nacer de nuevo.

El estado natural del Ser es un estado de contentamiento interior y exterior. Observa a los niños, la alegría se desborda por los poros. La inocencia, el estado de asombro ante la vida que se despliega como un regalo cada día presente, anonadados, extasiados en el Aquí y en el Ahora, no contaminados aún por los Adultos Adulterados. 


Ayer en el ínterin y a la espera en  el otorrino, acompañando a mi hija Andrea para realizarse una tomografía , ambas fuimos seducidas por la gracia de una niña de año y medio que coqueteaba, nos modelaba, se reía sola, y disfrutaba plácidamente de sus movimientos , ella nos miraba y nosotras extasiadas ante su espontaneidad , gracia y belleza, sorprendidas inesperadamente disfrutábamos de su espectáculo, hermoso regalo de la vida, milagros que solo podemos captar con los ojos del alma y la paz en nuestros corazones. Gracias a la vida por tan hermoso presente inesperado que nos lleno de felicidad !!!


Maria Tirone

lunes, 13 de agosto de 2012

Sentirnos Amados, Respetados y Valorados








Sentirnos Amados, Respetados y Valorados

Sentirnos Amados, Respetados y Valorados por Aquellos que Amamos es un gran Regalo de la Vida y del Amor. 

Sin AMOR no hay NADA, con AMOR lo tenemos TODO. 

Cuando nos Conectamos con la Energía del Amor, del No Juicio, de la Confianza, y Nos Aperturamos a TODO lo Bueno, TODO lo bueno Sucede. 


No Luches, No Huyas, tan solo Centrate y Siente. 

El Amor esta en todas partes,  En El Vivimos y Tenemos nuestro Ser, vivimos Sumergidos en su Infinita PRESENCIA. Conectate! 

Cuando SEPAS quien en VERDAD Tu ERES,  lo que piensen digan y hagan los demás,  NO Te IMPORTARA para Absolutamente NADA. 

Todo lo que estas Viendo Ahora Alla Afuera,  Es sin lugar a dudas lo Que TU ERES. 

YO SOY la MISMA , Hoy Mañana y Siempre.


Maria Tirone

81 Frases de Albert Einstein


81 Frases de Albert Einstein

  1. Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro.
  2. Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.
  3. La única cosa realmente valiosa es la intuición.
  4. La luz es la sombra de Dios
  5. Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber.
  6. La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.
  7. Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.
  8. No sé cómo será la III Guerra Mundial, pero sí la IV… con piedras y palos.
  9. El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados.
  10. Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.
  11. Todo debe simplificarse hasta donde sea posible, pero nada más.
  12. ¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.
  13. Muchas son las cátedras universitarias, pero escasos los maestros sabios y nobles. Muchas y grandes son las aulas, más no abundan los jóvenes con verdadera sed de verdad y justicia
  14. Mientras somos jóvenes, los pensamientos pertenecen al amor. Después el amor pertenece a los pensamientos.
  15. La ciencia no es más que un refinamiento del pensamiento cotidiano.
  16. Lo más incomprensible del Universo, es que sea comprensible.
  17. Después de las bombas que destruyeron Japón, Einstein reflexionó: “Si hubiera sabido esto, me habría dedicado a la relojería”.
  18. ¿Azar? Jamás creeré que Dios juega a los dados con el mundo.
  19. Un hombre debe buscar lo que es y no lo que cree que debería ser.
  20. La emoción más hermosa y más profunda que podemos experimentar es la sensación de lo místico. Es el legado de toda ciencia verdadera. Aquel al que su emoción le es esconocida, que ya no se pregunta ni está en estática reverencia, vale tanto como si estuviera muerto. Tener el conocimiento y el sentimiento de que lo que es impenetrable para nosotros realmente existe, que se manifiesta en la suprema sabiduría y en la más radiante belleza que nuestras torpes facultades sólo pueden comprender en sus formas más primitivas, está en el centro de toda verdadera religiosidad.
  21. La vida de un hombre sin religión no tiene sentido; y no sólo lo convierte en un desdichado, sino en un ser incapaz de vivir.
  22. El admitir que existe Algo en lo cual no podemos penetrar; el pensar que las razones más profundas, que la belleza más radiante que nuestra mente pueda alcanzar, son sólo sus formas más elementales de expresión; ese reconocimiento, esa emoción, constituye la actitud verdaderamente religiosa. En ese sentido yo soy profundamente religioso.
  23. La Ciencia es una tentativa en el sentido de lograr que la caótica diversidad de nuestras experiencias sensoriales corresponda a un sistema de pensamiento lógicamente ordenado.
  24. Nunca pienso en el futuro. Este llega lo suficientemente rápido.
  25. Mi ideal político es el democrático. Todo el mundo debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado.
  26. ¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.
  27. La ciencia sin religión está coja y la religión sin ciencia está ciega.
  28. Si perdemos el sentido del misterio, la vida no es más que una vela apagada.
  29. La energía no se crea, siempre existe, y no se destruye, solamente se transforma por medio del pensamiento o voluntad de quien la maneja.
  30. Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre.
  31. Todo debe simplificarse hasta donde sea posible, pero nada más.
  32. Vemos la luz del atardecer anaranjada y violeta porque llega demasiado cansada de luchar contra el espacio y el tiempo.
  33. Lo importante es no dejar de hacerse preguntas.
  34. El mundo no está amenazado por las malas personas sino por aquellos que permiten la maldad.
  35. Si anhelamos con seguridad y pasión la seguridad, el bienestar y el libre desarrollo del talento de todos los hombres no hemos de carecer de los medios necesarios para conquistarlos.
  36. Muchas son las cátedras universitarias, pero escasos los maestros sabios y nobles. Muchas y grandes son las aulas, más no abundan los jóvenes con verdadera sed de verdad y justicia.
  37. Una universidad es un lugar donde la universalidad del espíritu humano se manifiesta.
  38. Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero si no, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judio.
  39. Mientras somos jóvenes, los pensamientos pertenecen al amor. Después el amor pertenece a los pensamientos.
  40. La ciencia no es más que un refinamiento del pensamiento cotidiano.
  41. La imaginación es más importante que el conocimiento.
  42. La realidad es simplemente una ilusión, aunque muy persistente.
  43. Soy lo suficientemente artista como para dibujar libremente sobre mi imaginación. La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado. La imaginación circunda el mundo.
  44. Es un sentimiento maravilloso el descubrir las características unificadoras de un complejo de fenómenos diversos que parecen totalmente desconectados en la experiencia directa de los sentidos.
  45. Un ser humano es parte de un todo, llamado por nosotros universo, una parte limitada en el tiempo y el espacio. Se experimenta a sí mismo, sus pensamientos y sentimientos como algo separado del resto… algo así como una ilusión óptica de su conciencia. Esta falsa ilusión es para nosotros como una prisión que nos restringe a nuestros deseos personales y al afecto que profesamos a las pocas personas que nos rodean. Nuestra tarea debe ser el liberarnos de esta cárcel ampliando nuestro círculo de compasión para abarcar a todas las criaturas vivas y a la naturaleza en conjunto en toda su belleza.
  46. Un ser humano es parte del todo que llamamos universo, una parte limitada en el tiempo y en el espacio. Está convencido de que él mismo, sus pensamientos y sus sentimientos, son algo independiente de los demás, una especie de ilusión óptica de su conciencia. Esa ilusión es una cárcel para nosotros, los limita a nuestros deseos personales y a sentir afecto por los pocos que tenemos más cerca. Nuestra tarea tiene que ser liberarnos de esa cárcel, ampliando nuestro círculo de compasión, para abarcar a todos los seres vivos y a toda la naturaleza.
  47. La religión del futuro será cósmica. Una religión basada en la experiencia y que rehuya los dogmatismos. Si hay alguna religión que colme las necesidades de la ciencia esa sería el Budismo…
  48. No todo lo que cuenta puede ser contado y no todo lo que puede ser contado cuenta.
  49. El telégrafo sin hilos no es difícil de comprender. El telégrafo ordinario es como un gato muy largo. Pones la cola en Nueva York y el gato maúlla en Los Ángeles. El telégrafo sin hilos es lo mismo pero sin el gato.
  50. En mis teorías sitúo un reloj en cada punto del espacio, pero en la vida real apenas puedo permitirme el lujo de comprarme uno para mi casa.
  51. Hasta donde la ley de las matemáticas se refiere a la realidad, esta no es exacta; y cuando las leyes de la matemática son exactas, estas no se refieren a la realidad.
  52. La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices.
  53. Lo más difícil de comprender en el mundo es el impuesto sobre la renta.
  54. Antes de ser hombres de ciencia, deberíamos ser hombres.
  55. La mujer, está donde le corresponde. Millones de años de evolución no se han equivocado, pues la naturaleza tiene la capacidad de corregir sus propios defectos.
  56. El valor del producto se halla en la producción.
  57. No podemos resolver problemas usando el mismo tipo de pensamiento que usamos cuando los creamos.
  58. Cuando me preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica yo sugerí la mejor de todas:la paz.
  59. Si supiese qué es lo que estoy haciendo, no le llamaría investigación, verdad?.
  60. La mayoría de la gente se avergüenza de la ropa raída y de los muebles destartalados, pero más debería ruborizarse de las ideas nocivas y de las filosofías gastadas.
  61. Lo más incomprensible del mundo es que sea comprensible
  62. En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento.
  63. Si alguien viviese como yo, las novelas románticas no habrían existido nunca.
  64. Pon tu mano en un horno caliente durante un minuto y te parecerá una hora. Siéntate junto a una chica preciosa durante una hora y te parecerá un minuto. ESO es la relatividad. La gravitación no puede ser la causa de que la gente se enamore.
  65. No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicarselo a tu abuela.
  66. Lo único que interfiere con mi aprendizaje es mi educación.
  67. El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad.
  68. La imaginación es más importante que el conocimiento.
  69. El mundo no está amenazado por las malas personas sino por aquellos que permiten la maldad.
  70. La ciencia sin religión está coja y la religión sin ciencia está ciega.
  71. Lo importante es no dejar de hacerse preguntas.
  72. Mi ideal político es el democrático. Todo el mundo debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado.
  73. Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después, todo el amor pertenece a los pensamientos.
  74. La vida de un hombre sin religión no tiene sentido; y no sólo lo convierte en un desdichado, sino en un ser incapaz de vivir
  75. Un hombre debe buscar lo que es y no lo que cree que debería ser.
  76. Es un milagro que la curiosidad sobreviva a la educación reglada.
  77. La formulación de un problema, es más importante que su solución.
  78. Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad.
  79. Vivimos en el mundo cuando amamos. Sólo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida.
  80. Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos.
  81. El sentido común no es más que un depósito de prejuicios establecidos en la mente antes de cumplir dieciocho años.

sábado, 11 de agosto de 2012

ME DECLARO VIVO

ME DECLARO VIVO
Luis Espinoza (Chamalú) – 1994

Saboreo cada acto. Antes cuidaba que los demás no hablaran mal de mí, entonces me portaba como los demás querían y mi conciencia me censuraba. Menos mal que a pesar de mi esforzada buena educación siempre había alguien difamándome. ¡Cuánto agradezco a esa gente que me enseñó que la vida no es un escenario! Desde entonces me atreví a ser como soy!

He viajado por todo el mundo, tengo amigos de todas las religiones; conozco gente extraña: vegetarianos que devoran al prójimo con su intolerancia, personas que caminan con un cartel que dicen: “Yo se más que tu”; médicos que están peor que sus pacientes, gente millonaria pero infeliz, seres que se pasan el día quejándose, que se reúnen los domingos para quejarse por turnos, gente que ha hecho de la estupidez su manera de vivir.

El árbol anciano me enseñó que todos somos lo mismo.

La montaña es mi punto de referencia: ser invulnerable, que cada uno diga lo que quiera, yo sigo caminando indetenible, soy guerrero: mi espada es el amor, mi escudo el humor, mi hogar la coherencia, mi texto la libertad, y si mi felicidad resulta insoportable, discúlpenme, no hice de la cordura mi opción, prefiero la imaginación a lo indio, es decir inocencia incluida. Quizás solamente teníamos que ser humanos.

El que tu no veas los átomos, no significa que no existan. Por eso es muy importante que sea el Amor lo único que inspire tus actos. Sin Amor nada tiene sentido, sin Amor estamos perdidos, sin Amor corremos el riesgo de estar de nuevo transitando de espaldas a la luz.

En realidad, sólo hablo para recordarte la importancia del silencio. Anhelo que descubras el mensaje que se encuentra detrás de las palabras; no soy un sabio, sólo un enamorado de la vida.

El silencio es la clave, la simplicidad es la puerta que deja fuera a los imbéciles. La educación oficial te prepara para que seas tu propia interferencia. Es interesante ver cómo los programas educativos eligen cuidadosamente todo lo esencial para descartarlo; así, no se enseña a vivir ni a morir, a amar ni a reír. La gente feliz no es rentable, con lucidez no hay necesidades innecesarias.

No es suficiente querer despertar, sino despertar. La mejor forma de despertar es hacerlo sin preocuparse porque nuestros actos incomoden a quienes duermen al lado. Recuerda que el deseo de hacerlo bien será un interferencia; es más importante amar lo que hacemos y disfrutar de todo el trayecto; la meta no existe, el camino y la meta son lo mismo, no tenemos que correr hacia ninguna parte, sólo saber dar cada paso plenamente.

No, no te resistas, ríndete a la vida, quien acepta lo que es y se habilita para hacer lo que puede, entonces se encarnan las utopías y lo imposible se pone a disposición. La mejor manera de ser feliz es: “ser feliz”; reconstruye tu raíz y saborea la vida; somos como peces de mares profundos, si salimos a la superficie reventamos. La frivolidad y la intrascendencia condenan la vida a la muerte. Cuando somos más grandes que lo que hacemos, nada puede desequilibrarnos, pero cuando permitimos que las cosas sean más grandes que nosotros, nuestro desequilibrio está garantizado.

El corazón está en emergencia por falta de amor, hay que volver a conquistar la vida, enamorarnos otra vez de ella; nuestro potencial interior aflora espontáneamente cuando nos dejamos en paz. Quizá sólo seamos agua fluyendo; el camino nos lo tenemos que hacer nosotros, mas no permitas que el cauce esclavice al río, no sea que en vez de un camino tengas una cárcel.

La infelicidad no es un problema técnico, es el resultado de haber tomado el camino equivocado.

Amo mi locura que me vacuna contra la estupidez, amo el amor que me inmuniza ante la infelicidad que pulula por doquier, infectando almas y atrofiando corazones. El amor es, a nivel sutil, la esencia de nuestra instancia inmunológica. Sin amor, el síndrome de inmunodeficiencia será adquirido inevitablemente y ello es mortal.

Desde mi corazón indígena sospecho que ser infeliz es una evasión. ¿Cuán fácil es hacer tonterías en este mundo moderno! Sospecho que el hombre empezó a equivocarse hace mucho tiempo, es decir que ya es tiempo de rectificar la marcha, y reorientando el paso, retomar la sagrada senda del sol. No es posible llegar a nuestro sitio sin trascender el egoísmo; no es posible acceder a la vida plena sin haberse purgado previamente de miedos y temores. La gente está tan acostumbrada a complicarse, que rechaza de antemano la simplicidad; la gente está tan acostumbrada a ser infeliz, que la sensación de felicidad les resulta sospechosa; la gente está tan reprimida, que la espontánea ternura le incomoda y el amor le inspira desconfianza.
Hay cosas que son muy razonables y… apestan. Ya no podemos perder el tiempo en seguir aprendiendo técnicas espirituales cuando aún estamos vacíos de amor.

Un día permitimos que nos esclavizaran y ni siquiera existe. El amo resultó ser un fantasma manejado a control remoto por quienes nos precisan domésticos.

Quienes no están preparados para escuchar tienen la recompensa de no enterarse de nada.

Disfruta de lo que tienes, recibe lo que venga, crea e inventa lo que necesites, haz solo lo que puedas, y fundamentalmente celebra lo que tengas.

La vida es un canto a la belleza, una convocatoria a la transparencia, cuando esto lo descubras desde la vivencia, el viento volverá a ser tu amigo, el árbol se tornará en maestro y el amanecer en ritual, la noche se vestirá de colores, las estrellas hablarán el idioma del corazón y el espíritu de la tierra reposará otra vez tranquilo.

No importa lo que digan de ti… Lo que los demás esperan de ti pueden convertirte en una cárcel; digan lo que digan de mí yo soy el que soy.

Citas del libro, “Me declaro Vivo” by Luis Espinoza (Chamalú), 1994

"Aprende a confiar en lo que está ocurriendo. Si hay silencio, déjalo aumentar, algo surgirá. Si hay tormenta, déjala rugir, se calmará."


Aprende a Confiar en lo que está Ocurriendo 

"Aprende a confiar en lo que está ocurriendo.
Si hay silencio, déjalo aumentar, algo surgirá.
Si hay tormenta, déjala rugir, se calmará."
El TAO._


Es un pensamiento hermoso sobre todo practicarlo, creo que es el secreto de la Paz y de la dicha Aquí y Ahora.

Aprender a CONFIAR en lo que está Ocurriendo, esto en si mismo es Glorioso y mágico.CONFIAR en lo que está sucediendo es realmente hermoso, poderlo practicar es sumergirnos completamente en lo que ES.

El instante santo, el eterno presente, el no hacer, tener, tan sólo SER...

El maravilloso arte de la NO Resistencia para simplemente Fluir con lo que este aconteciendo en nuestras vidas, soltarnos, entregarnos, dejar de luchar y FLUIR.

Sumergirnos Profunda y totalmente en el silencio de la noche, hacernos UNO con la Totalidad ,perdernos en la NADA, dejarnos traspasar por lo que ES.

No Pensar

No Hacer

Sólo Estar …sólo eso… Estar

Confiar en la VIDA... en su proceso.

Saber Q todo está bien.

¿Es que acaso existe mayor estado de Gracia que este? esto en si mismo experimentarlo es un milagro, una dicha, un regalo del cielo, esa es la Paz de la que hablan las sagradas escrituras que va más allá de la comprensión humana.

Cuando nos entregamos a lo que Es sin oponer resistencias, los eventos cual olas de la mar PASAN alcanzan un pico y luego se disuelven para ir a descansar en la arena y diluirse en la NADA.

Cuando somos Testigos Silenciosos de lo que está Ocurriendo fuera o dentro de nosotros mismos, esto nos permitirá desapegarnos y observar el proceso, su nacimiento, crecimiento, clímax, desenlace y vuelta a la NADA.

La Vida es un ciclo eterno, un ir y venir, una diástole y una sístole palpitante, inspiración, exhalación, existe un RITMO Perfectamente sincronizado con el latir de la Existencia sólo hay que Rendirse y Saber ESPERAR...

No nos inquietemos por el rugir de la Tormenta…

No nos inquietemos por el Silencio Sepulcral… porque TODO PASARÁ

A la tempestad le sigue la CALMA... Al silencio la INTIMIDAD.

Confía en lo que está Sucediendo porque es un REGALO, permitele desenvolverse ante tus ojos y se despliegue sin resistencias.
Tu tan SÓLO CONFÍA...

Maria Tirone

Coach Personal
Místico & Empresarial

viernes, 10 de agosto de 2012



“Siempre pensé que la sangre menstrual era sagrada: por eso recomendé a mujeres que se desvalorizaban pintar un autorretrato con su sangre menstrual, para enviárselo, dignamente enmarcado, a sus padres. La menstruación, período de purificación y renacimiento vital, une a la mujer con el ritmo cósmico.”
Alejandro Jodorowsky

El Sabbath de las mujeres: Celebrando el poder de la menstruación















El Sabbath de las mujeres: Celebrando el poder de la menstruación
por Lara Owen

Solía pensar que mis períodos eran una molestia, una sucia intrusión que incrementaba la lavandería y causaba un montón de síntomas desagradables incluyendo cansancio y dolor debilitante. La menstruación interfería con mi vida sexual, mis actividades atléticas y mi nivel de energía. Causaba cambios erráticos de temperamento, irritabilidad y un mal humor destructivo e imparable. Además, costaba dinero - en toallas y tampones para absorber la sangre, en ropas arruinadas, en tiempo perdido en el trabajo. Era un saboteador ruin y solapado que siempre llegaba en el momento más inoportuno.

A pesar de esta prédica de aflicción, no estaba totalmente en su contra. Cuando mi período llegaba, había siempre una parte de mí que se sentía complacida. Significaba que estaba saludable y fértil y que todo estaba funcionando apropiadamente. Sangrar me producía cierto orgullo que sentí intensamente durante mi primer período, pero ante la ausencia de cualquier aprobación externa, aquel sentimiento placentero desapareció gradualmente.

Una amiga judía me contó que cuando tuvo su primer período su madre la abofeteó. Con asombro ella reclamó: "¿Por qué hiciste eso?" Su madre respondió: "No lo sé, mi madre hizo lo mismo, es la tradición."Recibir una bofetada cuando una se vuelve mujer -ése es un punto interesante acerca de cómo es vista la naturaleza femenina. Tal vez se trate de un intento por eliminar el sentimiento de orgullo que llega con la primera sangre.
Algo más acabó por quitarme el sentimiento de orgullo y creo que fue la ausencia de ceremonia. Sentía internamente que algo verdaderamente asombroso y mágico estaba ocurriendo, y sin embargo todos a mi alrededor lo trataban como algo trivial. Tenía una sensación de logro, con tintes de excitación, curiosidad y pena.

También recuerdo una vaga conciencia de un futuro vasto y desconocido. Intuitivamente sabía que era un acontecimiento muy importante en mi vida -y no obstante nadie dijo nada al respecto, excepto para darme algunas toallas sanitarias. Creo que mi madre se sintió complacida -después de todo, significaba que estaba sana y creciendo normalmente- pero yo necesitaba más que eso. Necesitaba una ceremonia, una fiesta, algún gozoso reconocimiento público de este gran evento en mi desarrollo. Pero nada sucedió.
Conforme pasaban los meses sentía cada vez más la vergüenza y cada vez menos la excitación y el orgullo que habían brillado momentáneamente con la primera sangre.

En casa, mis períodos eran algo que debía mantenerse oculto de mi padre y mis hermanos. Si tenía que mencionarlo, hablaba en voz baja y preferiblemente con mi madre a solas. Poco después de iniciados mis períodos, durante un viaje familiar, tuve que pedirle a mi padre que detuviera el auto pues necesitaba ir a la farmacia. Por supuesto que quiso saber qué necesitaba comprar.

Recuerdo un sentimiento horrible cuando le dije que necesitaba comprar toallas sanitarias. Era una peculiar mezcla de vergüenza, orgullo y pena absoluta. Él se portó muy bien al respecto, según recuerdo, y nunca dijo nada que me hiciese sentir avergonzada. Pero de alguna manera esa vergüenza siempre estaba en el fondo de mis pensamientos, y afectó toda mi relación con el mundo externo.

En la escuela, la menstruación era algo que no debía ser mencionado sino en clase de biología. Toda la información que recibí acerca de la menstruación era puramente física. Había período porque no había embarazo, y el flujo menstrual era simplemente el revestimiento descartado que el útero producía para un posible feto. Mis amigas y yo lo discutíamos y, en ausencia de mayor información, decidimos que el cuerpo femenino estaba pobremente evolucionado -toda esa sangre y ese escándalo por años y años, cuando sólo necesitabas tenerlo una o dos veces para tener niños.

La imagen que la sociedad me dio a través de la publicidad era confusa. Los anuncios de tampones mostraban ágiles chicas en bikinis corriendo alegremente hacia el mar y muchachas en ajustados tejanos blancos saltando a caballo. Esto no correspondía para nada con mi experiencia de letargos y cólicos, y sabía que ninguna mujer en su sano juicio confiaría tanto en un tampón como para salir a pasear en pantalones blancos. ¡Bah! Seguramente fueron hombres quienes escribieron esos anuncios.

Aún así yo sentía que debía ser como las muchachas de los anuncios de Tampax y que algo malo había en la manera en que mi cuerpo y mente se comportaban -que una muchacha normal no debería sentir diferencia alguna durante su período, y que no había nada que a ella le gustara más que subirse a un caballo y galopar hacia alguna aventura mientras ese bonito tampón le permitía olvidar que estaba menstruando. La vergonzosa realidad era que yo ni siquiera podía introducirme un tampón. No solamente no encajaba en el estereotipo, sino que además estaba mal armada. Me sentídecididamente inadecuada hasta que finalmente lo logré. Entonces comenzó el proceso de imaginarme que yo no estaba menstruando en absoluto.

Consideraba a mis períodos como una inconveniencia y eso era todo. Si eran dolorosos, tomaba un calmante - se llamaba "Feminax" y contenía una poderosa mezcla de ingredientes diseñados para acabar con cada uno de los síntomas de la menstruación, incluso cafeína para menguar la depresión y el letargo. En época de exámenes escolares, conseguía medicamentos para retrasar mi período hasta días más convenientes, cuando el furor de las hormonas pudiera asaltar el lado izquierdo de mi cerebro sin afectar mi futuro académico. Nunca me mencionaron nada acerca de las ventajas de experimentar un estado de conciencia diferente una vez al mes, porque nadie sabía nada.

A los 18 años comencé a tomar la píldora y al principio me complació que mis períodos se aligeraran y se volvieran tan predecibles. Me tomó varios años darme cuenta realmente de que la razón para la ligereza de mis períodos era que se trataba de períodos falsos. Noté que me volvía cada vez más sensible y enojada durante mis supuestas menstruaciones, así que decidí suspender la píldora. Después de un par de meses me sentí "yo misma" otra vez y me di cuenta de que, a pesar de lo conveniente que resultaba la píldora, en realidad me había sentido traicionada con esos períodos ligeros. Ahí fue cuando comencé a darme cuenta de que menstruar era una parte importante de mi vida, un ritmo del cual dependía para mi salud psíquica y física, y que ignoré o suprimí bajo mi propio riesgo.

En otras culturas, en vez de ser ignorada, la menstruación ha sido considerada (y en algunos casos aún lo es) como un tiempo especial y sagrado para las mujeres. La abundancia de símbolos relativos a la mujer encontrados en excavaciones en lugares antiguos de Europa y el Cercano Oriente sugiere de manera enfática que dichas culturas eran matrifocales y reverenciaban a la Diosa y a los procesos del cuerpo femenino.
Las prácticas rituales estaban ligadas al sangrado mensual de las mujeres y la sangre menstrual era altamente valorada como poseedora de poderes mágicos. La palabra ritual viene de "rtu", que significa menstruo en sánscrito. En la época anterior al sacrificio de seres vivos, la sangre menstrual se ofrecía en ceremonias. La sangre menstrual era sagrada para los Celtas, los antiguos Egipcios, los Maorí, los primeros Taoístas, los Tantristas y los Gnósticos.

Los Nativos Americanos comprendían muy bien los diferentes sentimientos que las mujeres experimentan cuando menstrúan y para ellos estos sentimientos formaban parte de algo muy importante en los ciclos del cuerpo femenino. Las mujeres se retiraban a un recinto especial a pasar su sangrado. Se le consideraba ser el tiempo en que una mujer se encontraba en el nivel más alto de su poder espiritual, durante lo cual la actividad más apropiada era descansar y acumular sabiduría.

La tribu Yurok del norte de California poseía una cultura espiritual muy desarrollada basada en el ritmo del ciclo menstrual para las prácticas rituales no sólo de las mujeres sino también de los hombres. Las mujeres acostumbraban retirarse "en masa" durante la luna nueva por un período de diez días. Durante ese tiempo los hombres se concentraban en el "desarrollo interno", en ceremonias y meditación. Mientras los adultos estaban ocupados acumulando poder espiritual, los niños eran cuidados por los ancianos de la tribu. Todo el trabajo que los adultos tenían que hacer se concentraba en los otros días del mes.

Cuando los hombres blancos entraron en escena, "el mundo se paró de cabeza". Las actitudes hacia la menstruación cambiaron y las muchachas fueron adoctrinadas por sacerdotes en vez de las ancianas de la tribu. En vez de enseñárseles que una vez al mes sus cuerpos se volvían sacros, se les enseñó que se volvían inmundos. En vez de retirarse a un recinto a meditar, orar y celebrar, se les enseñó que estaban enfermas.
En 1986 conocí a un maestro de las tradiciones Nativo Americanas. Me enseñó que una mujer menstruando tiene el potencial de ser más poderosa física y espiritualmente que cualquier hombre o mujer en cualquier otro momento. Aquello volteó de cabeza mis condicionadas representaciones de la realidad. Yo siempre había experimentado mi menstruación como un período de debilidad y dificultad. ¿De qué podría estar hablando aquel hombre?

Me indicó que cavara un hoyo en la tierra y que le hablara al hoyo de mis pensamientos negativos sobre la femineidad y el sangrado. Dijo que la tierra transformaría la energía negativa que yo sostenía alrededor de mi naturaleza femenina. Me sentí bastante tonta, pero de todos modos lo hice y me sorprendió descubrir cuántos malos sentimientos acerca del ser mujer acechaban dentro de mi mente feminista altamente educada. Este ejercicio fue doloroso pero muy eficaz.


Comencé a ver mi sangre con reverencia más que con miedo, disgusto o indiferencia. Para ese entonces ya no usaba tampones, así que comencé a mirar mi sangre apropiadamente cada mes, en lugar de verla en un desagradable tampón. Vi que era clara y roja, y algunas veces más oscura y con coágulos. Si en verdad liberaba mi visión, entonces podía ver que estaba llena de vida, llena de magia, llena de potencial. Comencé a sentir gozo al pensar en mi sangre, en ser mujer, al pensar que después de todo había algo extraordinariamente mágico y misterioso en habitar un cuerpo femenino. El resentimiento que había sentido durante mi adolescencia por haber nacido mujer y la convicción de que los muchachos eran mejores, palidecieron y fueron reemplazados por una creciente sensación de maravilla frente a las complejidades, posibilidades y profundidades ofrecidas por el ciclo mensual.

Comencé a tomarme tiempo para descansar, meditar y simplemente estar conmigo durante los días de mi período. Me di cuenta de que entonces era particularmente capaz de reflexionar, y que dichas reflexiones eran de una naturaleza sin tiempo. Sentí que me estaba conectando con alguna antigua y vasta fuente de sabiduría femenina, simplemente con sentarme quieta y escuchar mientras sangraba. Tomarme ese tiempo durante mis menstruaciones creó una relación muy diferente con mi cuerpo. Mi salud mejoró y poco a poco los cólicos que había sufrido durante la mayor parte de mi vida se mitigaron, y mi período se volvió un tiempo de placer más que de dolor.

Estaba comenzando a quererme a mí misma verdaderamente. Por supuesto que uno no puede obligarse a hacer esto, del mismo modo que uno no "hace" que otra persona lo quiera a uno. Comenzó a suceder de manera muy gradual, y mucha gente que se atravesó en mi vida me ayudó a ver con más claridad. Pero lo importante al principio fue el conocimiento de que la menstruación es una fuente de poder. Esta invalorable pieza de información, junto con el fuerte instinto que tenía acerca del poder del útero, transformaron mi profunda y en su mayor parte inconsciente falta de auto respeto.




Pensar en la menstruación como una fuente de poder para las mujeres iba completamente en contra de mi condicionamiento, y sin embargo sabía en mi corazón que era verdad. Me di cuenta de que había muchísima energía en la dicotomía entre lo que nos enseña nuestra cultura y mi reacción instintiva de "¡Claro que sí!" a esta sabiduría ancestral. Cuando se localizan los puntos donde la cultura se separa de una verdad natural, se habrá encontrado una llave, un pasaje hacia las enfermedades de dicha cultura. Comencé a entender que la hendidura entre la sabiduría y el poder de la menstruación que yo estaba percibiendo y las actitudes de la sociedad moderna con respecto al útero, se situaba en el corazón de la subyugación y la negación de la realidad y la experiencia femeninas.

Para muchas mujeres, la raíz de su infelicidad yace en la dolorosa relación con los procesos de ser mujer. Las mujeres son entrenadas para esconder a cualquier costo el hecho de que menstrúan. Las manchas de sangre en la ropa constituyen una horrible vergüenza. Nadie dice nunca: "No quiero ir a trabajar o a la fiesta porque estoy menstruando", a menos de que se sienta enferma por ello y en ese caso por lo general dirá que tiene dolor de cabeza o un problema digestivo.

Cuando el útero y la menstruación son vistos únicamente como una incómoda necesidad biológica, la autoestima de las mujeres es correspondientemente baja. Nosotros somos nuestros cuerpos, y no podemos realmente amarnos en lo profundo de nuestros corazones si no amamos nuestros cuerpos sinceramente. Y no amas tu cuerpo si te sorprendes diciendo "¡Oh, no! ¡Me bajó la regla!"
En el siglo XIX, la menstruación era vista por los médicos como un signo más de la inferioridad y debilidad de las mujeres. Sin embargo, por lo general hay al menos un chispazo de verdad en cualquier ideología, y los médicos de la era Victoriana no estaban completamente equivocados cuando señalaban la importancia de la menstruación con respecto a la salud general de las mujeres, de la relación entre útero y psique, o de la cordura de descansar durante los períodos. Hemos tendido a rechazar todo esto porque nos recuerda el tiempo en que las vidas de las mujeres estaban más controladas por los hombres, y porque revive los viejos argumentos que mantuvieron a las mujeres atadas a la casa y sin ingerencia en el mundo exterior.

También hemos rechazado con bastante razón la idea de que los procesos naturales de ser mujer constituyen una enfermedad. Pero decir que algo no es una enfermedad e ignorarlo por completo no necesariamente son la misma cosa. Al ignorar la menstruación como reacción a las ideas de la era Victoriana, quizás hemos perdido contacto con un persistente hilo de conciencia de su valor en la vida de las mujeres.

Los cambios que han tenido lugar en la vida de las mujeres durante los últimos treinta años podrían parecer una revolución, pero en muchos casos han sido más bien una asimilación. Las mujeres que buscan poder en un mundo masculino han tenido la tendencia de hacerlo convirtiéndose en pseudo-hombres. Y quizás inadvertidamente el feminismo ha desempeñado un papel en la supresión de la menstruación. Uno de los miedos más grandes que he encontrado en mujeres exitosas y ambiciosas cuando hablo de las ideas antiguas del poder de la menstruación, es que esto afecte de algún modo su mito de ser "tan buenas como los hombres y a veces mejores".

Muchas mujeres no quieren profundizar en el tema de la menstruación, asustadas de lo que pudieran descubrir. Les parece mejor suprimir sus sentimientos con tranquilizantes, rociarse con desodorantes vaginales para disfrazar el olor de la sangre, anestesiar su dolor con químicos, y absorber su sangre con tampones de modo que no tengan que verla. Es más fácil ser una mujer exitosa en un mundo de hombres si apenas reconoces que menstrúas.

La tecnología de la supresión -tampones, desodorantes vaginales, calmantes sofisticados y drogas antidepresivas- ha actuado junto con el mito de la supermujer para crear una actitud cultural predominante de que una mujer menstruando no es diferente de la que no menstrúa. El problema con todo esto es que simplemente no es verdad. Cualquier mujer remotamente en contacto con su cuerpo sabe que cuando está menstruando, y por lo general días antes, se siente distinta. Y éste es un hecho de la naturaleza que no puede ser negado.

Uno de los aspectos de la menstruación que ahora amo y aprecio es la predecible imposibilidad de predecirla. Una nunca sabe cuándo vendrá exactamente y algunas veces te toma completamente por sorpresa. Y no sólo no toma en cuenta los horarios sino que además es un lío. Tratamos tanto de ordenar y hacer sanitaria la vida moderna que corremos el riesgo de que no quede vida en nosotros. Las menstruaciones nos salvan de ese destino -son un aspecto salvaje y primitivo, crudo e instintivo, sangriento y eterno de lo femenino- y ninguna cantidad de "civilización" cambiará eso. Mi período es un acontecimiento mensual en mi vida que tengo en común con todas las mujeres que han vivido. Las mujeres que vivían en cuevas hace 20,000 años, las sacerdotisas en las pirámides del antiguo Egipto, las videntes de los templos de Sumeria: todas ellas sangraban con la Luna. La primera mujer que produjo el fuego pudo haber estado menstruando en esa ocasión. Eso es algo en qué pensar.

Si la menstruación es un tiempo altamente creativo para las mujeres en el aspecto psíquico y espiritual, quién sabe cuántos regalos habrá recibido la humanidad de las mujeres durante sus períodos. El valor que asignamos a la menstruación tiene correlación directa con el valor que nos asignamos como mujeres. Y esto afecta a los hombres también. Pensamos que los sexos están separados, y de algún modo así es. Pero por otro lado todos somos parte de la misma gran sopa humana, y el modo en que las mujeres se ven a sí mismas y son vistas afecta también a los hombres.

Tal pareciera en la superficie que los hombres han tenido la ventaja durante los pasados varios miles de años, pero eso es verdad sólo desde cierta perspectiva. Tanto hombres como mujeres han sacado provecho y han sufrido por los desequilibrios de la sociedad patriarcal. También los hombres han sido separados de sus cuerpos y de sus sentimientos, y del placer y curación que son posibles cuando se dan relaciones basadas en la cooperación más que en la jerarquía y la dominación.

Imagina un mundo en el que hombres y mujeres trabajen juntos para desarrollar el sentido de paz interna que se produce al sentarse quieto un par de días al mes; un mundo en el que los hombres apoyen a las mujeres para que pasen algunos días en calma y silencio; un mundo en el que la sangre menstrual sea otra vez un fluido mágico con el poder de nutrir la vida nueva; un mundo en el que la menstruación sea entendida como el Sabbath de las mujeres -un espacio natural dentro de un ciclo lunar para el retiro, la introversión y el trabajo interno; un mundo del cual las mujeres emerjan como la misma luna nueva, renovadas y mudadas de la vieja piel.

Hace algunos años tuve la oportunidad de pasar largas temporadas solas en un lugar hermoso en las Sierras a orillas del Lago Tahoe, un lugar vasto y azul sagrado para los indios. Comencé a retirarme por completo cuando tenía mi período, quedándome quiera y sola, sentada en la tierra bajo el sol, con lagartijas y grajos azules como compañía, con el viento y la luna y el sol, las ondas y los colores de la superficie del lago guiándome y entreteniéndome.

Viajaba dentro de mi psique y me encontraba repentinamente llorando por algo olvidado hace mucho, algún suceso de mi niñez o adolescencia. Mi período se volvió un tiempo en el que era particularmente capaz de abrirme al material psicológico y a soltar emociones. Noté que después de los primeros días de sangrado, me quedaba muy quieta y callada durante aproximadamente un día, y aparentemente no sucedía nada - un espacio vacío después del llanto y los recuerdos. Luego, conforme mi período terminaba, había varias horas de claridad en las que era particularmente creativa y abierta a información acerca del futuro -por lo general del mes siguiente, pero a veces más adelante aún.

Este patrón continúa, aunque usualmente es menos intenso hoy en día. Gran parte de los embrollos psicológicos que guardaba profundamente han sido soltados -probablemente tanto como mi psique quiere hacerse cargo en esta etapa de mi vida. Ahora me siento más actualizada conmigo misma, así que hay menos cosas que soltar, por lo general son simplemente cosas a las que me he aferrado durante el último mes. Todavía lucho con el tiempo vacío y a menudo comienzo a hacer cosas, imaginando que no está sucediendo nada internamente, sintiendo que sería mejor regresar a mis actividades en el mundo externo. Con frecuencia esto tiene repercusiones y encuentro que logro muy poco y gasto mucha energía.

Es difícil sentarse quieta cuando no surge nada en qué trabajar, me es difícil honrar ese vacío aunque sé que precede a la creatividad, la inspiración y la percepción interna. Todo es parte del proceso, pero se trata de una parte sin dramatismo y aún tengo la tendencia de tratarlo sin miramientos.

No suelo practicar la meditación todos los días. Prefiero ajustar mi tiempo de contemplación a mis propios impulsos. Cuando tengo mi período, a menudo entro en un espacio callado, solitario y meditativo durante tres o cuatro días, y luego mucho menos frecuentemente el resto del mes. Siento esto como un ritmo muy natural para mí, y es por eso que considero el tiempo de sangrado como el Sabbath de las mujeres.

NUESTROS HIJOS REFLEJAN NUESTROS ASPECTOS OCULTOS.

NUESTROS HIJOS REFLEJAN NUESTROS ASPECTOS 

OCULTOS.

A continuación , voy a compartir con Uds. queridos amigos y amigas , un tema que he estado trabajando últimamente en mi persona, y espero que les sea de gran utilidad y ayuda, para arrojar luz a aquellos aspectos CIEGOS que se ven reflejados en las conductas de nuestros seres mas queridos: nuestros hijos.

Tomado del libro " Espejos ", escrito por Nicole Dumont, ediciones Obelisco:

"Queridos amigos, ¿ ya habéis pensado algu
na vez en la expresión " Educar a los Hijos"? Hace referencia a la educación de sus almas, a la evolución de su ser. Vosotros creéis, que tener éxito en vuestra misión con respecto a ellos consiste en cambiar a aquellos de sus comportamientos que os resultan inaceptables. Y cuanto más intentáis contenerlos y limitarlos, mas se rebelan, haciendo precisamente lo contrario a lo que esperabais de ellos. Vuestros hijos no necesitan que forméis sus caracteres. SON LO QUE SON. Os han sido confiados para que podáis guiarlos.



Si vuestro carácter es parecido al de uno de vuestros hijos, ¿acaso no sois la persona mejor situada para enseñarle como hay que comportarse con ese equipaje?
He aquí cuando el maestro se convierte en aprendiz. Esta claro que no poseéis un perfecto dominio sobre vosotros mismos, y por ello:



EL NIÑO QUE EN SU INOCENCIA, OS REFLEJA VUESTRO “DEFECTO”, OS AYUDA A TOMAR CONCIENCIA DE AQUELLO QUE NO ACEPTAIS EN VOSOTROS MISMOS.



¿A veces se vuelve insoportable hasta el punto en que debáis infligirle un castigo? ¿Ante que esta reaccionando? ¿Hay alguna emoción o frustración que no expreséis?
Vuestro hijo, con su sensibilidad todavía pura, capta de forma vibratoria lo que estáis viviendo, incluso aunque intentéis ocultarlo. Entonces, su reacción espontánea e inconsciente es la de exteriorizar aquello que vosotros intentáis esconder, pues estaréis unidos en la energía y vuestras almas están en presencia una de la otra par apoyarse.



Cuanto más sensible es un hijo, mas directamente reacciona frente a aquello que estáis viviendo. Incluso puede caer enfermo, si, por ejemplo, estáis sufriendo una fuerte presión interior y os empeñáis en seguir actuando como si todo fuese bien. ¡Estáis reprimiendo vuestras emociones! El las expresa en vuestro lugar. ¡Estáis conteniendo vuestra cólera! El se vuelve violento. ¡Os Juzgáis a vosotros mismos! El os miente. ¡No os tomáis a vosotros mismos la suficiente consideración! El reclama constantemente vuestra atención. ¡No os permitís seguir vuestros impulsos! El comete actos delictivos.



Intentar corregirlo o controlarlo es tan absurdo como ver una imperfección en vuestra cara en el espejo y rascarlo para intentar quitarla.



En lo mas profundo de su naturaleza, vuestros queridos hijos no son detestables ni imposibles, no mas de lo que podáis serlo vosotros mismos. Si deseáis corregir una de sus actitudes, no podréis hacerlo sin antes descubrir los vínculos correspondientes. El trabajo a realizar es mas sobre vosotros mismos que sobre ellos. Tal como sabéis : los hijos aprenden por mimetismo: apenas recuerdan lo que decís, sino que mas bien imitan lo que hacéis y sois. ¿Cómo amáis la imagen qu refleja el espejo?”

jueves, 9 de agosto de 2012

Miedo al Amor (Osho)




Miedo al Amor (Osho)

El miedo. Cómo comprender y aceptar las incertidumbres de la vida.
Cuando se encuentran dos personas hechas la una para la otra, se produce una chispa
"Si sientes miedo, entonces el amor es el problema. Has algo al respecto. Ama más. Avanza unos pasos hacia el otro…. porque el miedo no te aflige a ti solamente; todos los demás están en la misma situación.
Si esperas que alguien llegue y te ame, podrás quedarte esperando la vida entera porque el otro también tiene miedo. Y la razón del miedo definitivamente es una sola: la posibilidad de ser rechazados.
Si yo golpeo a tu puerta, existe la posibilidad de que me rechacen. Puesto que el rechazo hiere, es mejor no salir a golpear. Es mejor quedarnos en nuestra soledad. Es mejor continuar moviéndonos solos, sin involucrarnos con los demás para evitar la posibilidad del rechazo. El primer temor nos aslata tan pronto como damos el paso y tomamos la inciativa del amor: la incertidumbre de ser aceptados o rechazados. La posibilidad está allí: la persona podría rechazarnos….
Abre las puertas y no sientas miedo de la posibilidad de ser rechazado. Lo peor que te puede pasar es que el otro diga "no". Claro que existe un cincuenta por ciento de probabilidad de que el otro te rechace, pero es apenas un cincuenta por ciento. ¿Significa eso que debas preferir el ciento por ciento de una vida sin amor?
Claro que existe la posibilidad. ¿Pero por qué preocuparse? ¡Hay tantas personas! Si una dice que no, no te sientas herido. Sencillamente acéptalo –no sucedió. Sencillamente acéptalo, la otra persona no quiso moverse contigo; no eran el uno para el otro. Eran tipos diferentes. El rechazo no fue realmente hacia ti; no fue una cosa personal. Sencillamente no cuadraban. Por tanto, sigue adelante. Y fue bueno que la persona dijera que no, porque si no encajas con una persona y ésta dice que sí, entonces el problema será muy grande. No te das cuenta en este momento, pero esa persona te ahorró toda una vida de dificultades….
No temas equivocarte, porque el miedo te paralizará y te perderás la vida entera. Es mejor equivocarse que hacer nada.
Es mejor ser rechazado que permanecer encerrado en uno mismo, temeroso de tomar la iniciativa, porque el rechazo encierra la posibilidad de la aceptación; es la otra cara de la aceptación. Si alguien rechaza, otro aceptará. Es preciso continuar moviéndose hasta encontrar a la persona indicada. Cuando se encuentran dos personas hechas la una para la otra, se produce una chispa. No quiere decir que no habrá conflictos entre ellos, o momentos de ira, o peleas. Si el amor está vivo, también habrá conflictos. A veces también habrá ira y a veces también habrá tristeza, porque si hay felicidad, también tiene que haber tristeza. Eso sencillamente demuestra que el amor es un fenómeno vivo….
No le temas al amor. Solamente hay una cosa a la cual debes temer y es al miedo mismo. Témele al miedo y a nada más, porque el miedo paraliza, envenena y mata. ¡Sacúdete, escapa! Haz lo que sea, pero no te acostumbres a convivir con el miedo porque es una situación negativa."
Osho, del libro: El miedo. Cómo comprender y aceptar las incertidumbres de la vida

Osho habla del Amor


Osho habla del Amor :
1.-El corazón del hombre es un instrumento musical, contiene una música grandiosa. Dormida, pero está allí, esperando el momento apropiado para ser interpretada, expresada, cantada, danzada. Y es a través del amor que el momento llega.
Un hombre sin amor nunca conocerá qué música ha estado llevando dentro de su corazón. Es sólo a través del amor que la música comienza a tomar vida, se despierta y deja de ser un potencial para convertirse en realidad. 
2.-Preguntas: "¿Qué es amor?" Es una profunda necesidad de ser uno con el todo, una profunda necesidad de disolver en una unidad el tú y el yo. El amor es así porque estamos separados de nuestra propia fuente. De esa separación surge el deseo de volver al Todo y de unificarse con El. "
3.-Tu ego se ha convertido en una barrera entre tú y tu tierra: el Todo. El hombre se asfixia, no puede respirar, ha perdido sus raíces. Ya no es alimentado. El amor es un deseo de nutrición; el amor es enraizarse en la existencia .
4.-El amor en uno mismo es valioso: no tiene ningún propósito, no tiene ningún fin.
Tiene una inmensa significación; una gran alegría; un éxtasis en sí mismo, pero estos no son fines. El amor no es un negocio donde importan los propósitos, las metas. Siempre hay una cierta locura en el amor.... El amor no tiene razón alguna. Simplemente puedes decir : "No sé . Todo lo que sé es que amar es experimentar el espacio más hermosos dentro de uno mismo." Pero eso no es un propósito. Ese espacio no es mental. Ese espacio no puede ser convertido en una comodidad. Este espacie es como un capullo de rosa con una gota de rocío sobre sí brillando como una perla. Y con la primera brisa de la mañana y al sol, el capullo está bailando.
El amor es la danza de tu vida.
5.- Amor es el encuentro, el encuentro orgásmico de la vida y la muerte .... Para alcanzarlo, hay cuatro pasos que deben recordarse.
El primero: estar aquí y ahora, porque el amor sólo es posible en el "aquí-ahora". No puedes amar en el pasado.
El segundo paso hacia el amor es: aprende a transformar tus venenos en miel...
El tercer paso hacia el amor es compartir tus cosas positivas, compartir tu vida, compartir todo lo que tengas. Todo lo bello que tengas, no lo escondas.
Y la cuarta: sé la nada. Una vez que comienzas a pensar que eres alguien, te estancas. Entonces el amor no fluye. El amor sólo fluye de alguien que no es nadie. El amor mora sólo en la nada.
Cuando estás vacío, hay amor.
Cuando estás lleno de ego, el amor desaparece.
El amor y el ego no pueden converger.

5.-Es muy fácil amar a la gente en lo abstracto, el verdadero problema surge en lo concreto. Y recuérdalo, si no amas a los seres humanos concretos, reales, seres humanos, todo tu amor por los árboles y los pájaros es falso, pura habladuría.
6.-El amor es una flor muy frágil. Tiene que ser protegido, tiene que ser reforzado, tiene que ser regado; sólo entonces se fortalece.
7.-Ama como algo natural, tal y como respiras. Y cuando ames a alguien, no empieces a exigir; si no desde el principio mismo estarás cerrando las puertas. No tengas ninguna expectativa. Si algo aparece en tu camino, siente gratitud. Si nada viene, no es necesario que venga, no lo necesitas, no puedes mantener esa expectativa. 

8.- El amor no es un negocio, así que deja de tratarlo como tal. Sino, malograrás tu vida, el amor y todo lo que hay de hermoso en ello, porque todo lo que es bello no es en absoluto negociable. El negocio es la cosa más fea del mundo, un mal necesario. Pero la existencia no sabe acerca de negocios. Los árboles florecen, no es un negocio; las estrellas brillan, no es un negocio y no tienes que pagar por ello y nadie te exige nada. Un pájaro viene y se posa en tu puerta, te canta una canción y no te pide un certificado o algo así. Ha cantado su canción y luego, muy contento se va volando, sin dejar huellas. Así es como el amor crece. Da y no esperes a ver cuánto puedes conseguir.
9.-Conviértete en un individuo, eso es lo primero. Lo segundo: no esperes perfección, no pidas y no exijas. Ama a la gente común. No hay nada de malo en la gente común. La gente común es extraordinaria ¡Cada ser humano es tan único!
Ten respeto por ese ser único.
Tercero: da y da sin ninguna condición, y sabrás qué es el amor. No lo puedo definir. Puedo enseñarte la forma en que crece. Te puedo enseñar cómo plantar un rosal, cómo regarlo, cómo fertilizarlo, cómo protegerlo. Luego un día, inesperadamente, aparece la rosa, y tu casa se llena de fragancia. Así es como ocurre el amor.
10.-La palabra "amor" puede tener dos significados absolutamente diferentes; no sólo diferentes, sino diametralmente opuestos. Un significado, es el amor como relación de pareja; el otro es el amor como un estado del ser.
En el momento en que el amor se vuelve una relación de pareja, se convierte en esclavitud, porque hay expectativas, hay exigencias y hay frustraciones, y un esfuerzo de ambos lados para dominar. Se convierte en una lucha por el poder....
.... el amor como un estado del ser es una palabra totalmente diferente. Significa que tú simplemente amas; no estás estableciendo una relación de pareja. Tu amor es como la fragancia de una flor. No crea una relación; no te pide que seas de una forma determinada, que te comportes de cierta manera, que actúes de cierta forma. No exige nada. Simplemente comparte. Y en este compartir, tampoco existe el deseo de recibir una recompensa. El mismo compartir es la recompensa.
Cuando el amor se convierte para ti en una fragancia, tiene una tremenda belleza y posee algo que está muy por encima de la mal llamada humanidad. Tiene algo de divino.
12.- Quiero que sepas que el amor llega de improviso. No como una consecuencia de algún esfuerzo de tu parte, sino como un regalo de la naturaleza. En ese momento no lo hubieras aceptado si hubieses estado preocupado porque algún día, de pronto, pudiera terminar. Así como viene se va.
Pero no hay necesidad de preocuparse, porque si una flor se ha desvanecido, otras flores llegarán. Las flores siempre seguirán naciendo, pero no te aferres a una flor, de lo contrario, pronto te encontrarás aferrado a una flor muerta. Y esa es la realidad: la gente se aferra a un amor muerto, que alguna vez estuvo vivo.
13.- Si tienes algo, algo que te proporciona alegría, paz, éxtasis, compártelo. Y recuerda que cuando compartes hay un motivo. No te estoy diciendo que por compartir llegarás al cielo. No te estoy dando meta alguna.
Te estoy diciendo, que con sólo compartir estarás tremendamente satisfecho. En el compartir mismo está la satisfacción, no hay ninguna meta; no está orientado hacia ningún fin. Es un fin en sí mismo.
14.-Cuando no tienes amor, le pides al otro que te lo dé. Eres un mendigo. Y el otro te está pidiendo que se lo des a él o a ella. Ahora bien, dos mendigos extendiendo sus manos uno al otro y ambos con la esperanza de que el otro lo tenga... Naturalmente ambos se sienten derrotados y ambos se sienten engañados.
Esta es la paradoja: aquellos que se enamoran no tienen amor, por eso se enamoran. Y porque no tienen amor, no pueden darlo. Y algo más : una persona inmadura sólo se enamora de otra persona inmadura, porque sólo ellas pueden comprender el lenguaje de la otra. Una persona madura ama a una persona madura. Una persona inmadura ama a una persona inmadura.
El problema básico del amor es madurar primero, entonces encontrarás una pareja madura; entonces la gente inmadura no te atraerá para nada. Es sencillamente así.
15.- ...cuando dos personas maduras están enamoradas, ocurre una de las más grandes paradojas de la vida, uno de los fenómenos más bellos: están juntos y sin embargo tremendamente solos; están tan unidos que casi son uno. Pero su unión no destruye su individualidad, de hecho, la realza: se vuelven más individuos. Dos personas maduras enamoradas se ayudan mutuamente a ser más libres.
16.- Yo te amo. No puedo evitarlo. No es cuestión de que pueda amarte o no, simplemente te amo. Si no estuvieses aquí, este auditorio estaría lleno de mi amor, no habría ninguna diferencia. Estos árboles todavía recibirían mi amor, estos pájaros lo seguirían recibiendo. E incluso si todos los árboles y los pájaros desaparecieran, eso no haría ninguna diferencia: el amor seguiría fluyendo. El amor es, así que el amor fluye.
17.- Así como la luz rodea a la llama, el amor te rodea. Tú eres amoroso, eres amor.
Entonces tiene eternidad. No está dirigido a nadie. Cualquiera que se acerque beberá de él. Cualquiera que se acerque a ti estará encantado con él, enriquecido por él. Un árbol, una roca, una persona, un animal, no importa. Incluso si estás sentado, solo... Buda, solo, sentado bajo su árbol está irradiando amor. El amor está constantemente lloviendo a su alrededor. Eso es eterno y ése es el verdadero anhelo del corazón.



Osho, "Vida, Amor, Risa"

EL PODER DEL AHORA - UN CAMINO HACIA LA REALIZACIÓN ESPIRITUAL


EL PODER DEL AHORA - UN CAMINO HACIA LA REALIZACIÓN ESPIRITUAL por Eckhart Tolle



El poder del ahora es un libro para releer una y otra vez, y cada vez que lo haga, usted logrará profundizar más y encontrar nuevos significados. Muchas personas querrán estudiarlo toda la vida, pues es una guía, un curso completo de meditación y realización. Es un libro con el poder de cambiar vidas, de despertarnos para comprender plenamente quiénes somos. El mensaje de Tolle es el mismo que Cristo y Buda enseñaron: se puede alcanzar un estado de iluminación, de realización espiritual, aquí y ahora. Es posible liberarnos del sufrimiento, de la ansiedad y la neurosis de la vida diaria. Para lograrlo sólo tenemos que llegar a comprender que la causa de nuestros problemas no son los demás, ni "el mundo de allá afuera", sino nuestra propia mente, aparentemente incapaz de concentrarse en el ahora por estar siempre pensando en el pasado y preocupándose por el futuro.
Como dice Marc Allen, el editor de la edición norteamericana, en el Prefacio, "sin estar alineado con ninguna religión, doctrina o gurú particular, la enseñanza de Tolle proviene del corazón, de la esencia de todas las demás tradiciones y no contradice a ninguna de ellas. [Tolle] es capaz de hacer lo que todos los grandes maestros han hecho: mostrarnos con un lenguaje simple y claro que el camino, la verdad y la luz están dentro de nosotros".
Escrito en un formato de preguntas y respuestas que lo hace muy accesible, El poder del ahora es una invitación a la reflexión, que le abrirá las puertas a la plenitud espiritual y le permitirá ver la vida con nuevos ojos y empezar a disfrutar del verdadero poder del ahora.
“Este libro puede verse como una nueva exposición para nuestro tiempo de la enseñanza espiritual atemporal que es la esencia de todas las religiones. No se deriva de fuentes externas, sino del interior de la verdadera Fuente, así que no contiene ni teoría ni especulación. Hablo desde mi experiencia interna, y si a veces soy fuerte en lo que digo, es para poder cortar las gruesas capas de resistencia mental y así llegar al lugar en su interior donde usted sabe de verdad, así como sé yo, y donde la verdad se reconoce tan pronto se escucha.
Entonces allí hay una sensación de exaltación y vida intensa, como si algo dentro de usted dijera: “Sí, sé que esto es cierto”.
-Eckhart Tolle
Descarga el libro haciendo clik en el siguiente link: El poder del Ahora

Sanando la relación con tu pasado

Sanando la relación con tu pasado Agua pasada no mueve molinos. Refrán Para crear tu futuro potencial debes dejar atrás el pasado s...