lunes, 22 de septiembre de 2014

Invocando a tu energía creativa con el mantra "Kundalini Bhakti Mantra"



Invocando a tu energía creativa con el mantra "Kundalini Bhakti Mantra"

Pasada la Luna llena y el Día Internacional de la Mujer, donde hablamosun poco del poder, importancia e impacto del mantraAdi Shakti en la vida de una mujer, hoy me gustaría profundizar un poco más en su historia y significado.

Si ya sabes un poco más de mantras y enseñanzas para la mujer en Kundalini Yoga, sabrás que este mantra es un mantra para la mujer. Un mantra de devoción a Dios y a esa energía femenina de creatividad que habita en cada una de nosotras. La mujer es la portadora de este regalo, además de poseer el don de ser un canal del Universo para traer a nuevas almas a este mundo, a vivir una experiencia humana: el don de Dar a Luz. Por lo tanto este mantra es una bendición que nos da parte de las herramientas que necesitamos como mujeres para proyectar los seres de luz que somos, para despertar nuestra conciencia y prepararnos para ser madres a través de la devoción y practicando el amor incondicional con el otro.
El Adi Shakti lo puede cantar y meditar cualquier mujer, futura madre, madre en curso, las abuelas o las mujeres más jóvenes. Es una canción para la mujer que nos concecta directamente con aquello que ya traemos impregnado en la piel desde nuestro nacimiento: la Devoción.
Este hermoso mantra lo puedes meditar 11 o 31 minutos si: estás pensando en embarazarte pronto. Desde antes de la concepción es muy poderoso meditar para ir entrando en la frecuencia de ser madre despertando tu conciencia, pues irás llamando con amor a ese espríritu que merodea por ahí y que algún día se convertirá en tu hij@. Si ya estás embarazada lo puedes meditar también y a tu hijo le va a encantar escuchar tu voz dentro de tu vientre. Meditar y cantar durante el embarazo es la fomra más sutil, amorosa y natural de estimular el cerebro de tu bebé y esto ya está comprobadísimo. Finalmente si ya eres madre este mantra te permitirá conectar contigo misma desde tu interiror, desde esa mujer compasiva que ama incodicionalmente a sus hijos y que a través de la meditación te permites rendirte antes Dios, el Universo, para agradecer y entregarte a él, como María le dijo a Dios en presencia del Arcangel Gabriel: “Senor hágase en mí según tu voluntad”.
Historia y significado
Adi Shakti significa “Poder Primordial”. Adi quiere decir “prima”o “primer” y shakti “”poder de creación” o “poder manifestado de Dios”. En el Oriente, durante siglos se le ha rendido culto al Adi Shati en la forma de una diosa. Adi Shakti es el nombre con el que se conoce la energía femenina del infinito. A la mujer se le reconoce como la manifestación de la energía del Adi Shakti.
Meditción Invocando a Maja Shakti
Postura: Siéntate calmadamente con la espalda recta. Haz un puño con las manos dejando ambos  dedos índices estirados y apuntando hacia arriba. Los codos están doblados y relajados a los lados.
Mantra: canta el Kundalini Bhakti Mantra (Adi Shakti)
T
iempo: de 11 a 31 minutos
Comentarios: “Siento que debe haber momentos en los que estás en dificultades. En lugar de pedir ayuda de tus amigos y orar, invoca a Maja Shakti (tu poder femenino) con este mantra y observa lo que sucede. “Yogui Bhajan
En estos discos podrás encontrar distintas versiones del mantra Adi Shakti , con  las voces de Snatam Kaur, Sada Sat Kaur y Guru Ganesha Singh y recuerda que las mujeres somos la Gracias de Dios.


sábado, 20 de septiembre de 2014

Todo Sobre el Masaje Tántrico

Todo Sobre el Masaje Tántrico


El masaje tántrico, según el antiguo texto hindú Kamasutra, es una ciencia que explora el contacto humano para aumentar el bienestar y la felicidad.
artes, 5 julio, 2011 - 9:03 am

Masajes

¿Se puede disfrutar del sexo sin necesidad de consumar el acto? La respuesta más controvertida a esta pregunta viene representada por el “masaje tántrico”. Este presenta una forma misteriosa y profunda de masaje amoroso, que va dirigido no solo al cuerpo físico, sino también a la mente y el alma. Se inspira en la antigua tradición Tantra, que promulga una forma de vivir la vida intensamente en cada momento.
Actualmente el significado de Tantra es controvertido. No es represión ni tampoco indecencia, no se basa en dar educación sexual, sino que se basa en atender al amor, la respiración y la relajación del corazón en las relaciones. En el masaje tántrico el cuerpo se considera un lugar sagrado y se crea un espacio para redescubrir el juego entre lo masculino y lo femenino.
Los instructores expertos del Tantra comunican que, experimentando este masaje en su forma auténtica, se puede llegar a practicar la continencia sexual, parte importante del Tantra, que consiste en retener el semen en el cuerpo sin eyacular durante el acto amoroso. Esta práctica de la sexualidad viene de Oriente y ha sido aplicada durante tiempo por los adeptos de la filosofía tántrico-hindú, taoístas, chinos y países vecinos.

El Envejecimiento en el Tantra

Según esta tradición una vez que comienza el agotamiento de la reserva del esperma el cuerpo masculino, disminuye mucho la vitalidad, la memoria, la creatividad y la salud, siendo evidente para esta persona que ha comenzado el proceso de envejecimiento.
La práctica de la continencia sexual en la vida erótica, nos puede descubrir el amor en su forma más elevada: la sensibilidad y la sensualidad como símbolos de una salud sexual excelente. El placer amoroso se observa como algo más que una corta sensación agradable. Con la práctica de la continencia sexual se puede llegar a tocar un estado muy alto de placer, alegría y éxtasis sin necesidad de eyaculación, dando a los que lo practican, un brillo especial.
En el caso del hombre, se ha comprobado que la andropausia (reposo sexual al que se ve obligado el hombre al final de su vida), se prolonga mucho si el hombre ha estado enfocado en eliminar su reserva seminal. En el caso de la mujer, se dice que si una mujer practica el amor concontinencia sexual se vuelve más atractiva y su belleza y brillo pueden durar, muchos más años.
El Tantra nos deja entrever que existe una alternativa al automatismo de la sexualidad común y como la podemos controlar y canalizar de una manera inteligente hacia nuestro mundo interior.
Efectos del masaje tántrico:
• Longevidad de la vida sexual
• Rejuvenecimiento y regeneración
• Afrodisíaco natural
• Regeneración física y psíquica
• Tono vital amplificado
• Felicidad y vitalidad
• Mejora del proceso de la menopausia
• Mayor disfrute de la capacidad sexual

Sexo tántrico, un disfrute de placer lento y prolongado

Sexo tántrico, un disfrute de placer lento y prolongado



En medio de la locura del ritmo de trabajo, el estrés, los hijos y la vida en general, esta práctica te hará encontrar el éxtasis para enriquecer tu relación
LARISA OCHOA*
El sexo tántrico es una doctrina que se basa en un conjunto de escritos llamados “tantra” que aparecieron aproximadamente en el siglo VI a.C. de la mano de Buda. Éste propone un casi ritual en el cual las caricias delicadas, la respiración pausada y la penetración suave para dejar las prisas y retardar la eyaculación. Es decir, esta práctica sexual explora la plenitud espiritual a través del contacto sexual, con el propósito de llegar al “nirvana” o estado de iluminación supremo.
Los expertos opinan que en Occidente las parejas están atrapadas en un concepto de éxtasis ligado al orgasmo y, sobre todo, a la eyaculación. Los tántrikas (practicantes de tantra) piensan que ésta es una pérdida de energía y que con eyacular una vez al mes el cuerpo, fisiológicamente, tiene bastante. En el Tantra, la mujer no es un simple "recipiente sexual" sino una diosa que da y recibe energía. "Es un sistema de vida y una disciplina filosófica según la cual, para conectarse con el espíritu, es necesario escuchar al cuerpo", aseguró el psiquiatra Félix Cantoni.
Y agregó: “El tantra es la madre de la cultura de India y es más que una práctica de sexo, es un ritual no orgásmico. La gente confunde las cosas y cree que orgasmo y eyaculación son lo mismo, pero es lo contrario. Con el control de los estímulos es posible lograr orgasmos múltiples durante el acto sexual, pero sin eyaculación".
El objetivo del tantra es no derrochar energía, sino guardarla para que la pareja pueda llenarse de ella durante el acto. Derrochar semen es perder semillas que han de ser usadas para la reproducción. "Los hombres tienen eyaculaciones y no orgasmos. Por eso se pierde esa energía y se pudre al salir del cuerpo", explicó Cantoni.
Sin prisa, la clave
Uno de los puntos claves para conseguir el máximo placer en los hombres, según las enseñanzas del sexo tántrico, es conseguir la capacidad de retener el mayor tiempo posible la eyaculación, lo cual permite tener múltiples orgasmos seguidos.
En cuanto a la mujer, uno de los puntos clave para sentir el máximo placer es conseguir que el hombre pueda, sepa y mantenga durante el mayor tiempo posible la erección, pues con ello la mujer obtiene intensos y numerosos orgasmos en la misma sesión de sexo.
Los tantras señalan que si esto se consigue, ambos habrán descubierto un apartado completamente desconocido y nuevo de la sexualidad que hasta ahora desconocían. El tantra considera que la energía sexual femenina es ilimitada y que las mujeres pueden tener tantos orgasmos como deseen. A veces son víctimas de la falta de ganas o la frigidez, pero esos problemas se vencen pronto con la práctica del tantra. Y con la sanación sexual llega la sanación emocional.
El típico problema “él se apura”, o “a lo que vinimos”, no cabe en esta práctica. En el sexo con penetración, en promedio, el tiempo necesario para que una mujer pueda lograr un orgasmo profundo y satisfactorio es de 30 a 45 minutos. Si el hombre “termina” antes de este tiempo, la mujer no puede vivir plenamente el orgasmo.
Para tener una real experiencia tántrica el hombre debe conocer las técnicas apropiadas, lo cual es difícil debido a la limitada cantidad de centros de estudio que existen en nuestro país. Además debe ser muy paciente, algo difícil entre la mayoría de los hombres, como seguramente lo habrás notado.
Practicando el sexo tántrico con continencia sexual, los amantes viven experiencias cada vez más intensas. Tienen un horizonte prácticamente ilimitado de conciencia, comunicación y felicidad.
La vida consiste en explorar, en ir hacia lo desconocido, miles de mujeres pasan toda su vida sin sentir lo que es llegar a un orgasmo, si eres una de ellas, no dudes esta práctica, te hará “llegar a las estrellas”.
Realización personal
En la actualidad, el tantra es el camino de la autorrealización, es un proceso en el cual el hombre puede cortar con las contradicciones de su mente y todo lo que le esclaviza para lograr el equilibrio entre cuerpo y mente, así como alcanzar el placer puro junto a la mujer. Según los especialistas estas prácticas son una buena receta para contrarrestar la insatisfacción sexual que manifiestan muchas parejas e individuos, al caer en un sexo rutinario, rápido y sin conexión espiritual entre los amantes.
Para algunos resulta una visión de la sexualidad y la intimidad humana demasiado filosófica para los tiempos modernos. Sin embargo, quienes han vivido esta experiencia aseguran que el sexo tántrico es una práctica increíble, que permite la unión carnal, pero también la entrega espiritual de los amantes.
Según la doctora, Judy Kuriansky, psicóloga y experta en sexualidad tántrica, muchos de los problemas sexuales se deberían a traumas o experiencias emocionales negativas del pasado: “Cuerpo y mente están unidos, por lo que si la mente sufre, el cuerpo también se ve afectado”.
El tantrismo busca liberar la mente de las ataduras provocadas por experiencias negativas, y de este modo liberar también al cuerpo y prepararlo para el placer.
“Esta liberación provoca que la energía sexual fluya mejor. De este modo, la práctica del sexo tántrico ayudaría a tratar problemas físicos como la disfunción eréctil, la eyaculación precoz o la resequedad vaginal, así como algunos problemas emocionales: baja autoestima, culpa o percepción distorsionada del cuerpo”, añadió la especialista.
Para disfrutar de los beneficios del sexo tántrico solo se necesita despertar la conciencia, “debemos ser conscientes y disfrutar cada caricia, aroma y movimiento que se experimenta con la pareja, para así disfrutar del sexo en los planos físico, mental y espiritual. Esto nos ayuda sanar cuerpo y mente”, concluyó la terapeuta sexual y autora de The complete idiot's guide to tantric sex (Guía completa del idiota para el sexo tántrico).
No permitas que el cansancio, el estrés, los hijos y las preocupaciones hagan estragos en tu vida sexual. Cuando sientas que el deseo se haya inhibido habla con tu pareja y recupérenlo, sin duda, el sexo tántrico puede ser una buena opción.
Solo con tu pareja
➢         Planeen con anticipación su encuentro y reserven por lo menos una o dos tardes completas al mes para ustedes.
➢         Lo principal es rodearse de objetos que llenen tus sentidos.
➢         Enciende velas blancas y perfumadas.
➢         Coloca flores frescas y compra aceites para masajear a tu pareja.
➢         Busca música de relajación y apaga o desconecta cualquier aparato que pueda hacer ruido e interrumpirlos.
➢         Deja al pie de la cama frutas peladas y agua para los momentos de descanso.
➢         Desháganse de cojines, edredones o sábanas que puedan molestaros. Tírenlos al suelo para aumentar el espacio donde moverse
➢         Lo indispensable es estar presente, con total conciencia y vivir el momento como de ustedes dos y de nadie más. La respiración es primordial en el sexo tántrico, comienza a respirar en forma pausada. Cuando uno exhala, él otro inhala; la idea es que él respire de tu aire y tú del suyo. Cierra los ojos y empieza a dejar tu mente limpia de pensamientos. En el sexo tántrico la penetración es un paso más. No algo esencial ni un fin.
Para la práctica tántrica, el sexo se hace con espíritu, con alma, se unen mente y respiración tanto en los preámbulos del coito como en la consumación de la relación; el semen o bindú es considerado fuente de vida y de energía vital.
➢         Mantén los ojos bien abiertos. Siempre que acaricies, beses o hagas el amor con tu pareja es importante que se miren a los ojos, la mirada es una de las conexiones más profundas e íntimas.
➢         Tómalo con calma. Para ser conscientes de nuestros actos, debemos hacer las cosas despacio, nada peor que el sexo rápido. Es importante que haya un juego previo (un masaje, por ejemplo), y que el sexo se lleve a cabo con paciencia.
Posiciones tántricas
El beso del deseo. La pareja se acuesta uno junto al otro y comienzan a besarse mirándose a los ojos. ¿La dificultad? Deben mantener las manos quietas pues está prohibido tocarse. De esta manera se trabaja el control de la excitación y se entrena la resistencia.
Padm. Una de las posturas sentadas más populares. El hombre se sienta con las piernas cruzadas y la mujer se sienta en su regazo, rodeando el cuerpo de él con las piernas. Para realizar los movimientos sexuales, el hombre apoya las manos sobre los hombros de la mujer ejerciendo suaves presiones.
Kali. La mujer se sienta en cuclillas sobre el hombre y sin moverse comienza a trabajar con los músculos de la vagina. El resultado final es un orgasmo prolongado que liberará a la pareja de energías que puedan tener bloqueadas.
Gajasawa. Ella se tiende boca abajo con las piernas abiertas. Él se tiende sobre ella también boca abajo, arqueando su torso para facilitar la penetración.
Janu-kuru. De pie, uno frente al otro, él pasa los brazos por detrás de las rodillas de ella y sosteniéndola con la parte interna del codo, la levanta hasta la altura de la cintura, mientras ella con ambos brazos se agarra del cuello de él.

domingo, 14 de septiembre de 2014

Como recuperar la conexión con LA FUERZA CREATIVA dentro de ti, (adaptación del texto DE Mujeres que corren con los lobos por Maria Tirone )

Como recuperar la conexión con  LA FUERZA CREATIVA dentro de ti, (adaptación del texto  DE Mujeres que corren con los lobos por Maria Tirone )




La naturaleza de la Vida/Muerte/Vida hace que el Destino, la relación, el amor, la creatividad y todo lo demás se muevan de acuerdo con unas pautas amplias y salvajes, las cuales se suceden en el siguiente orden: creación, desarrollo, poder, disolución, muerte, incubación, creación y así sucesivamente. El robo o la ausencia de ideas, pensamientos y sentimientos son el resultado de una corriente alterada. He aquí de qué manera se puede recuperar LA Fuerza Creativa .

1.-Acepta alimento para iniciar la limpieza el rio o fuerza creativa . Se nota que hay agentes contaminantes que alteran el río cuando la mujer rechaza los sinceros cumplidos que se le hacen a propósito de su vida creativa. Es posible que sólo haya una moderada contaminación cuando por ejemplo la mujer contesta con aire indiferente: "Es muy amable de tu parte hacerme este cumplido"; o puede haber una grave contaminación: "Ah, es una birria" o "No estás en tus cabales". Una res- puesta a la defensiva es también un indicio de lo mismo "Pues claro que soy maravillosa. ¿Cómo no te habías dado cuenta? ". Todas estas reacciones denotan un animus herido. Las cosas buenas fluyen hacia la mujer, pero el animus las envenena de inmediato.
Para invertir el fenómeno, una mujer tiene que esforzarse en aceptar el cumplido (aunque inicialmente parezca que esta vez se abalanza sobre él para poder quedárselo todo para ella sola), saborearlo, combatir contra el malévolo animus que quisiera decirle al que hace el cumplido: "Eso es lo que tú crees por- que no sabes la cantidad de errores que ha cometido, no te das cuenta de lo tonta que es, etc.".
Los complejos negativos se sienten especialmente atraídos por las ideas más sabrosas, revolucionarias y maravillosas y por las formas más audaces de creatividad. Por consiguiente, no hay vuelta de hoja, tenemos que buscar un animus que actúe con más claridad y apartar a un lado el antiguo, es decir, enviarlo a los archivos de la psique, donde se guardan los impulsos y los catalizadores, debidamente desinflados y doblados. Allí se convierten en objetos y dejan de ser agentes de emociones.

Reacciona. Mas que reaccionar hablaría de ACCIONAR. Así es como se limpia el canal por donde circula al fuerza creativa.  Los lobos llevan unas vidas inmensamente creativas. Toman a diario docenas de decisiones, deciden si ir por aquí o por allá, calculan la distancia, se concentran en su presa, sopesan las posibilidades, aprovechan la oportunidad, reaccionan con fuerza para poder alcanzar sus objetivos. Su habilidad para localizar lo escondido, unir sus intenciones, concentrarse en el resultado apetecido y actuar en consecuencia para conseguirlo son justo las características que los seres humanos necesitan para llevar a feliz término sus propósitos.
Para crear se tiene que saber reaccionar. La creatividad es la capacidad de reaccionar a todo lo que nos rodea, de elegir entre los cientos de posibilidades de pensamiento, sentimiento, acción y reacción que surgen en nuestro interior, y reunirlo todo en una singular respuesta, expresión o mensaje que posea impulso, pasión y significado. En este sentido, la pérdida de nuestro ambiente creativo significa vernos limitadas a una sola elección, sentirnos despojadas y obligadas a reprimir o censurar los sentimientos y los pensamientos y a no actuar, no decir, no hacer o no ser.


Sé salvaje. Se espontanea, autentica! Atrévete a ser tu misma! Atrévete a hacer el ridículo! Así es como se limpia el río. En su estado original, el río no fluye contaminado, nosotras nos encargamos de contaminarlo. El río no se seca, somos nosotras las que lo bloqueamos. Si queremos devolverle su libertad, tenemos que permitir que nuestras vidas ideativas fluyan libremente, dejando que salga cualquier cosa, y sin censurar nada en principio. Eso es la vida creativa, fruto de una divina paradoja. Se trata de un proceso enteramente interior. Para crear, tenemos que estar dispuestas a ser totalmente estúpidas, sentarnos en un trono en lo alto de un imbécil y derramar rubíes por la boca. Entonces el río fluirá y nosotras podremos permanecer de pie en medio de su corriente bajo la lluvia. Podremos ex- tender las faldas y las blusas y recoger toda el agua que podamos llevar.

Empieza.
Uno de los poderosos sutras de la era de acuario es empezar a hacer las cosas y de esta forma baja la presión. Necesitmaos comenzar , dar el  primer paso y salir de la inercia. Así es como se limpia el río contaminado. Si tienes miedo de fra- casar, yo te digo que empieces, fracases si no hay más remedio, te vuelvas a levantar y vuelvas a empezar. Y si fracasas de nuevo, fracasa. ¿Y qué? Vuelve a empezar. No es el fracaso lo que nos paraliza y nos mantiene estancadas sino la renuencia a volver a empezar. ¿Qué más da que tengas miedo? Si tienes miedo de que algo se te eche encima y te pegue un mordisco, por lo que más quieras, afróntalo de una vez. Deja que tu temor se te eche encima y te pegue un mordisco. De esta manera lo vencerás y podrás seguir adelante. Lo vencerás. El temor se te pasará. En este caso, es mejor afrontarlo directamente, sentirlo y vencerlo que seguir utilizándolo como excusa Para no tener que limpiar el río.

Protege tu tiempo. Así se eliminan los agentes contaminantes. Conozco a una ardiente pintora de las Montañas Rocosas que cuelga este letrero en la cadena que cierra el camino de su casa cuando quiere concentrarse en la pintura o la meditación: "Hoy trabajo y no recibo visitas. Ya sé que usted piensa que eso no se refiere a usted porque es mi banquero, mi agente o mi mejor amigo. Pero sí se refiere a usted."
Una escultora que conozco cuelga este letrero en su verja: "No molestar a no ser que yo haya ganado la lotería o hayan visto a Jesús en la Carretera Vieja de Taos." Como se ve, un animus bien desarrollado tiene unos límites estupendos.

Persevera. ¿Cómo eliminar del todo esta contaminación? Insistiendo en que nada nos impedirá ejercitar un animus bien integrado, siguiendo adelante con nuestro empeño de hilar alma y fabricar alas, con nuestro arte, nuestros remiendos y nuestras costuras psíquicas, tanto si nos sentimos fuertes como si no, tan- to si nos sentimos preparadas como si no. En caso necesario, atándonos al mástil, a la silla, al escritorio, al árbol, al cacto, dondequiera que estemos creando. Es esencial, aunque a menudo resulte doloroso, dedicar el tiempo necesario y no rehuir las tareas difíciles que lleva aparejadas el esfuerzo por alcanzar el dominio. Una auténtica vida creativa arde de varias maneras y no sólo de una.

Hay que desterrar o transformar los complejos negativos
que surjan por el camino —tus sueños te guiarán en esta última etapa de la senda—, apoyando bien los pies en el suelo de una vez por todas y diciendo "Me gusta mucho más mi vida creativa que el hecho de participar en mi propia opresión". Si maltratáramos a nuestros hijos, los representantes del Servicio de Vigilancia Social se plantarían en la puerta de nuestra casa. Si maltratáramos a nuestros animales domésticos, la Sociedad Protectora de Animales vendría por nosotras. Pero no existe ninguna Patrulla de la Creatividad ni Policía del Alma que pueda intervenir cuando nos empeñamos en matar de hambre nuestra alma. Sólo estamos nosotras. Nosotras somos las únicas que podernos vigilar el Yo del alma y el animus heroico. Es una crueldad regarlos una vez a la semana, una vez al mes o una vez al año. Todos tienen sus propios ritmos circadianos. Nos necesitan y necesitan el agua de nuestro arte cada día.

Protege tu vida creativa. Para evitar el hambre del alma, da al problema su verdadero nombre y resuélvelo. Practica a diario tu tarea. Y después no permitas que ningún pensamiento, ningún hombre, ninguna mujer, ningún compañero, ningún amigo, ninguna religión, ningún trabajo y ninguna voz avinagrada te obliguen a pasar hambre. En caso necesario, enseña los incisivos.

Construye tu verdadero trabajo. Construye una cabaña de cordialidad y sabiduría. Toma tu energía de allí y tráela hacia aquí. Insiste en establecer un equilibrio entre la responsabilidad prosaica y el arrobamiento personal. Protege el alma. Insiste en llevar una vida creativa de calidad. No permitas que tus complejos, tu cultura, tus desechos intelectuales o las rimbombantes bobadas aristocráticas, pedagógicas o políticas te la roben.
Pon alimento para la vida creativa. Aunque hay muchas cosas buenas y nu- tritivas para el alma, casi todas ellas están incluidas en los cuatro grupos básicos de alimentos de la Mujer Salvaje: tiempo, sentido de pertenencia, pasión y soberanía. Haz acopio de ellos, Son los que mantienen limpio el río.


Cuando el río ya está limpio, puede volver a fluir; la producción creativa de una mujer se incrementa y, a partir de este momento, sigue sus ciclos naturales de aumento, disminución y nuevo aumento. Nada se podrá ensuciar o dañar durante mucho tiempo. Cualquier contaminación que se produzca será eficazmente neutralizada. El río vuelve a ser nuestro sistema de alimentación en el que podremos entrar sin temor, del que podremos beber sin preocupación y junto al cual podremos serenar el alma atormentada de La Llorona, sanando a sus hijos y devolviéndoselos. Podremos desmontar el proceso de contaminación de la fábrica e instalar un nuevo animus. Podremos vivir nuestra vida junto al río tal como queramos y juzguemos conveniente, sosteniendo en brazos a nuestros numerosos hijitos y mostrándoles el reflejo de sus imágenes en las cristalinas aguas.

sábado, 13 de septiembre de 2014

¿Cómo se puede haber contaminado la vida creativa de una mujer?



¿Cómo se puede haber contaminado la vida creativa de una mujer?

El efecto más común de la contaminación en la vida creativa de las mujeres es la pérdida de la vitalidad, lo cual destruye la capacidad de una mujer de crear "ahí afuera" en el mundo. Aunque en los ciclos de la saludable vida creativa de una mujer hay veces en que el río de la creatividad desaparece durante algún tiempo bajo tierra, algo se desarrolla a pesar de todo. Entonces incubamos. La sensación es muy distinta de la que produce una crisis espiritual.

En un ciclo natural puede haber inquietud e impaciencia, pero jamás se experimenta la sensación de que el alma salvaje se está muriendo. Podemos establecer la diferencia examinando nuestras expectativas: aunque nuestra energía creativa esté paralizada por una larga incubación, nosotras seguirnos esperando con ansia el resultado, percibimos los crujidos y las vibraciones de esta nueva vida que da vueltas y zumba en nuestro interior. No nos sentimos desesperadas. No embestimos ni agarramos ávidamente.
En cambio, cuando la vida creativa se muere porque no cuidamos la salud del río, la situación es muy distinta. Entonces sentimos exactamente lo mismo que el río moribundo; experimentamos pérdida de energía y nos sentimos cansa- das; nada se arrastra, nada es fangoso, nada deja hojas, nada se enfría ni se calienta. Nos volvemos espesas y lentas en sentido negativo y estamos envenenadas por la contaminación o por una acumulación de tareas atrasadas y un estanca- miento de todas nuestras riquezas. Todo parece contaminado, turbio y tóxico.

¿Cómo se puede haber contaminado la vida creativa de una mujer? Toda esta embarradura de la vida creativa invade las cinco fases de la creación: la inspiración, la concentración, la organización, la puesta en práctica y el mantenimiento. Las mujeres que han perdido una o más fases dicen que "no se les ocurre" nada nuevo, útil o empático. Se "distraen" fácilmente con aventuras amorosas, demasiado trabajo, demasiados juegos, demasiado cansancio o temor al fracaso .

A veces no pueden amalgamar toda la mecánica de la organización Y su proyecto queda diseminado y fragmentado en cien lugares distintos. A veces los problemas surgen como consecuencia de la ingenuidad con que una mujer se plantea su propia extroversión: cree que por actuar un poco en el mundo exterior, ha hecho algo importante. Pero eso equivale a hacer los brazos, pero no las piernas o la cabeza de una cosa y considerarla terminada. La mujer se siente necesariamente incompleta.

A veces una mujer tropieza con su propia introversión y se limita a desear que las cosas existan; a veces puede creer que el simple hecho de pensar una idea ya es suficiente y no es necesaria ninguna otra manifestación exterior. Lo malo es que, aun así, se siente desposeída e incompleta. Todas estas cosas son manifestaciones de la contaminación del río. Lo que se fabrica no es la vida sino algo que la entorpece.

Otras veces la mujer se siente atacada por los que la rodean o por las voces que le martillean la cabeza diciendo "Tu trabajo no está lo bastante bien, no es suficientemente bueno, no es suficientemente tal cosa o tal otra. Es demasiado, demasiado infinitesimal, demasiado insignificante, requiere demasiado tiempo, es demasiado fácil, demasiado duro". Todo eso es como verter cadmio a las aguas del río.

Hay otro cuento que describe el mismo proceso, pero utiliza otro simbolismo. En un episodio de la mitología griega los dioses decretan que unas aves llamadas Arpías  castiguen a un tal Fineo. Cada vez que a Fineo le servían la comida por arte de magia, la bandada se acercaba, le robaba parte de la comida, desperdigaba otra parte y manchaba con sus excrementos el resto, dejando al pobre hombre muerto de hambre (9).

Esta contaminación literal se puede entender también en sentido figurado como una serie de complejos del interior de la psique cuya única razón de ser esenredar las cosas. Este cuento es un típico temblón; nos hace estremecer, pues todas conocemos y hemos experimentado esta situación. El "Síndrome de la Ar- pía" destruye por medio de la denigración todas las cualidades y todos los esfuer- zos de una mujer, utilizando un diálogo interior extremadamente despectivo. A una mujer se le ocurre una idea y la Arpía se le caga encima. "Creo que voy a hacer tal cosa o tal otra", dice la mujer. La Arpía le contesta: "Menuda idiotez, eso no le interesa a nadie, es tan simple que hasta da risa. Mira bien lo que te digo, tus ideas son una bobada, la gente se reirá, no tienes nada que decir." Así hablan las Arpías.

Los pretextos son otra forma de contaminación. A muchas escritoras, pintoras, bailarinas y otras artistas les he oído alegar todos 105 pretextos que se han inventado los seres humanos desde que el mundo es mundo. "Lo resolveré cualquier día de estos." Y entretanto, la mujer sonríe para disimular su depresión. "Procuro estar ocupada, he In—
tentado escribir un poquito; el año pasado hasta escribí dos poemas Y, en los últimos dieciocho meses, he terminado un cuadro y he pintado parcialmente otro y, además, la casa, los niños, el marido, mi amigo, el gato, el niño pequeño exigen toda mi atención. Lo superaré, no tengo dinero, no tengo tiempo, no consigo bus- car un hueco, no puedo empezar hasta que tenga los mejores y los más caros ins- trumentos o experiencias, ahora mismo no me apetece, no estoy de humor. Necesito por lo menos un día de tiempo para hacerlo, es que, es que... "




El agua clara: El alimento de la Energia Kundalini


https://col131.mail.live.com/ol/clear.gifhttps://col131.mail.live.com/ol/clear.gifhttps://col131.mail.live.com/ol/clear.gifhttps://col131.mail.live.com/ol/clear.gif
El agua clara: El alimento de la Energia Kundalini

Voy a tomar del libro de la psicóloga Clarisa pinkola estes el capitulo 10 referido a la vida creativa, y a la  creatividad para explicar de alguna forma las consecuencias positivas del despertar de Shakti o la diosa de la creatividad en el ser humano, asi mismo sustituiré en el texto la palabra  fuerza creativa por Energia Kundlini, y Muejr Salvaje por  la Diosa Shati como el nervio del alma, como la fuerza mas poderosa que yace dormida en el chacra raíz, esperando que estemos lo suficientemente purificados y alineados para que se despliegue con toda su fuerza en nuestras vidas y las vidas de todos aquellos que nos rodean. Para que esta energía kundalinica se despliegue con toda su fuerza salvaje es necesario que nuestros centros energéticos estén limpios, al estar limpios o desbloqueados , este rio de energía salvaje recorrerá todos ellos llenando nuestras vidas de magia milagros coincidencias, y vida creativa en abundancia.

La Energia Kundalini cambia de forma. En determinado momento tiene una forma y al siguiente tiene otra. Es como un espíritu deslumbrador que se nos aparece a todos, pero que no se puede describir, pues nadie se pone de acuerdo acerca de lo que ha visto en medio de aquel brillante resplandor. ¿Son el manejo de los pigmentos y los lienzos o los desconchados de la pintura y el papel de la pared unas pruebas de su existencia? ¿Qué tal el papel y la pluma, los macizos de flo- res que bordean la calzada del jardín o la construcción de una universidad? Sí, por supuesto.


¿Planchar bien un cuello de camisa, organizar una revolución? También. ¿Tocar amorosamente las hojas de una planta, concertar el "acuerdo de tu vida", cerrar el telar, encontrar la propia voz, amar bien a alguien? También. ¿Sostener en brazos el cálido cuerpo de un recién nacido, educar a un niño hasta la edad adulta, ayudar a una nación a levantarse? También. ¿Cuidar el matrimo- nio como el vergel que efectivamente es, excavar en busca del oro de la psique, encontrar una palabra hermosa, confeccionar una cortina de color azul? Todo eso es fruto de la vida creativa. Todas estas cosas pertenecen a la Diosa Shakti , al Río Bajo el Río que fluye incesantemente hacia nuestra Vida. Algunos dicen que la vida creativa está en las ideas y otros dicen que está en las obras. En la mayoría de los casos da la impresión de encontrarse en un ser sencillo. No es la virtud, aunque eso está muy bien, Es el amor, es amar algo —tanto si es una persona como si es una palabra, una imagen, una idea, la tierra o la humanidad— hasta el extremo de que todo lo que se pueda hacer con lo sobrante sea una creación. No es cuestión de querer, no es un acto individual de voluntad; es simplemente algo que se tiene que hacer.

La Energia Kundalini  discurre por el terreno de nuestra psique buscando los huecos naturales, los arroyos que existen en nosotras. Nosotras nos convertimos en sus tributarios, en sus cuencas; somos sus estanques, sus charcos, sus corrientes y sus santuarios. La fuerza creativa salvaje discurre por los techos que tengamos, por los innatos y por los que nosotras cavamos con nuestras propias manos. No tenemos que llenarlos, sólo tenemos que construirlos.


En la tradición arquetípica se tiene la idea de que si alguien prepara un lugar psíquico especial, el ser, la fuEnergia Kundalini , la fuente del alma se enterará, se abrirá camino hacia él y establecerá en él su morada. Tanto si esta fuerza es convocada por el bíblico "sigue adelante y prepara un lugar para el alma" como si lo es por una voz que, como en la película Field of Dreams (1) en la que un campesino oye una voz que lo insta a construir un campo de golf para los espíritus de los jugadores difuntos, le dice: "Si lo construyes, ellos vendrán", el hecho de preparar un lugar adecuado propicia la venida de la Energia Kundalini.

En cuanto este gran río subterráneo encuentra sus estuarios y sus brazos en nuestra psique, nuestra vida creativa se llena y se vacía, sube y baja en las distintas estaciones exactamente igual que un río salvaje. Estos ciclos dan lugar a que las cosas se hagan, se alimenten, decaigan y mueran a su debido tiempo, una y otra vez.

La creación de algo en un punto determinado del río alimenta a los que se acercan a él, a las criaturas que se encuentran corriente abajo y a las del fondo.
La creatividad no es un movimiento solitario. En eso estriba su poder. Cualquier cosa que toque, quienquiera que la oiga, la vea o la perciba, lo sabe y se alimenta. Es por eso por lo que la contemplación de la palabra, la imagen o la idea creativa de otra persona nos llena y nos inspira en nuestra propia labor creativa. Un solo acto creativo tiene el poder de alimentar a todo un continente. Un acto creativo puede hacer que un torrente traspase la piedra.

Por esta razón, la capacidad creativa de una mujer es su cualidad más valiosa, pues se ve por fuera y la alimenta por dentro a todos los niveles: psíquico, espiritual, mental, emotivo y económico La Energia Kundalini  derrama incesantes posibilidades, actúa a modo de canal del parto, confiere fuerza, apaga la sed, sacia nuestra hambre de la profunda vida salvaje. En una situación ideal, el río creativo ningún dique y ningún desvío y, sobre todo, no se utiliza indebidamente (2).

La Energia Kundalini  nos alimenta y nos convierte en unos seres que son como ella: dadores de vida. Mientras nosotras creamos, este ser salvaje y misterioso nos crea a su vez y nos llena de amor. Somos llamadas a la vida de la misma manera que las criaturas lo son por el sol y el agua. Estamos tan vivas que damos vida a nuestra vez; estallamos, florecemos, nos dividimos y multipli- camos, fecundarnos, incubamos, transmitimos, ofrecemos.

Está claro que La Energia Kundalini emana de algo que se levanta, rueda, avanza impetuosamente y se derrama en nosotras, no de algo que permanece inmóvil esperando —aunque sea de manera tortuosa e indirecta— que nosotras encontremos el camino que conduce hacia él. En este sentido jamás podemos "perder" nuestra creatividad. Está siempre ahí, llenándonos o chocando con cualquier obstáculo que se interponga en su camino. Si no encuentra ninguna salida para llegar hasta nosotras, retrocede, hace acopio de energía y embiste con fuerza hasta que consigue abrir una brecha. La única manera de evitar su insistente energía consiste en levantar constantes barreras contra ella o dejar que la negligencia y el negativismo destructivo la envenenen.

Si buscamos con ansia la energía Kundalini ; si tenemos problemas con el dominio de la fertilidad, la imaginación y la ideación; si tenemos dificultades para centrarnos en nuestra visión personal, actuar en consecuencia o llevarla a su cumplimiento, significa que algo ha fallado en la confluencia entre las fuentes y el afluente. A lo mejor, nuestras aguas creativas discurren a través de un ambiente contaminado en el que las formas de vida de la imaginación mueren antes de alcanzar la madurez. Con harta frecuencia, cuando una mujer se ve despojada de su vida creativa, todas estas circunstancias se encuentran en la raíz de la situación.

Hay también otras posibilidades más insidiosas. A lo mejor, una mujer admira tanto las cualidades de otra y/o los aparentes beneficios adquiridos o recibidos por otra que se convierte en una experta en el arte de la imitación y se conforma tristemente con ser una mediocre copia en lugar de desarrollar las propias cualidades hasta sus más absolutas y sorprendentes profundidades. A lo mejor, la mujer está atrapada en una adoración o una hiperfascinación por sus heroínas y no sabe cómo socavar sus inimitables dones. A lo mejor, tiene miedo porque las aguas son muy profundas, la noche es oscura y el camino es muy largo; justo las condiciones necesarias para el desarrollo de las varias y originales cualidades propias.

Puesto que la Diosa Shakti  se encuentra en el Río Bajo el Río, cuando fluye hacia nosotras, nosotras también fluimos. Si la abertura que va de ella a nosotras
está bloqueada, nosotras también nos bloqueamos. Si sus corrientes están envenenadas por culpa de nuestros complejos negativos interiores, del ambiente o de las personas que nos rodean, los delicados procesos que configuran nuestras ideas también se contaminan. Y entonces somos como un río moribundo, lo cual no se puede pasar por alto, pues la pérdida de una clara corriente creativa constituye una crisis psicológica y espiritual.

Cuando un río está contaminado, todo empieza a morirse porque, tal como sabemos por la biología medioambiental, cada forma de vida depende de todas las demás. Si, en un río de verdad, la juncia de la orilla adquiere una coloración marrón debido a la falta de oxígeno, los pólenes no encuentran nada lo suficientemente vigoroso para que se pueda fecundar, el llantén cae sin dejar entre sus raíces el menor espacio para los nenúfares, a los sauces no les crecen amentos, los tritones no encuentran pareja y las efímeras no se reproducen.
Por eso los peces no brincan fuera del agua, los pájaros no se zambullen y los lobos y otras criaturas que se acercan al río para refrescarse se van a otro sitio o se mueren por haber bebido agua corrompida o haber devorado una presa que a su vez se había alimentado con las moribundas plantas de la orilla.

Cuando la Energia Kundalini se queda estancada de alguna manera, el resultado siempre es el mismo: ausencia de frescor, debilitamiento de la fertilidad, imposibilidad de que las formas inferiores de vida vivan en los intersticios de las formas de vida superiores, imposibilidad de producir una idea en contraposición a otra, de incubar, de engendrar nueva vida. Entonces nos sentimos enfermas y queremos seguir adelante. Vagamos sin rumbo fingiendo que nos las podemos arreglar sin la lujuriante vida creativa o bien simulándola; pero no podemos y no debemos. Para que regrese la vida creativa, hay que limpiar y clarificar las aguas. Tenemos que adentrarnos en el fango, purificar los elementos contaminados, abrir de nuevo las aberturas, proteger la corriente de futuros daños.

Adaptacion del texto por Maria Tirone
Basado en el capitulo 10 de Mujeres que Corren con los lobos

De Clarissa Pinkola Estes

ALQUIMIA SEXUAL




El gozo se mezcla con espiritualidad equilibrando “el fuego del hombre y el agua de la mujer”, en oleadas de placer que van creciendo hasta alcanzar estados de éxtasis.

La “alquimia sexual” es el proceso de transmutación de la energía sexual en energía emocional y ésta en energía espiritual. La experiencia erótica es muy diferente para alguien que solo se excita sin abrirse a la capacidad de amar, a alguien que lo hace abriéndose al amor incondicional y diferente aún a alguien que se excita, ama intensa e incondicionalmente y además se conecta con un poder mas allá de sí mismo. Esto permite entrar en un estado de éxtasis, un estado de gracia en el que se funde con la fuente de toda creación y “desaparece de este mundo”.

Este fenómeno le ha sucedido a algunas parejas aún sin proponérselo. Cuando se logran mezclar estas tres energías primordiales, muchas reportan que “perdieron conciencia del espacio donde se encontraban”, o “como que entré en el no-tiempo y el no-espacio”. Algunas personas lo han llamado estado de “black out”, porque no hay una percepción física ni corporal, sino que se experimenta paz, armonía, quietud y plenitud total. Los taoístas lo asocian al momento en que nos encontrábamos en el útero de nuestra madre antes de nacer, un estado en el que no hay pensamientos como tales, no han necesidades sin cubrir, solo hay paz, armonía, plenitud y la sensación de conexión con el todo.

Es importante acabar con mitos tales como que “los hombres deben tener ciertas actitudes dominantes, activas, machistas o agresivas y las mujeres actitudes pasivas, sumisas, complacientes en todo lo que su pareja solicite o demande, independientemente de si lo disfrute o no. En diversas culturas que hombres y mujeres infrinjan estos roles puede provocar malestar, incomodidad, intimidación y desconcierto .Lo cierto es que en la intimidad erótica, todo es válido siempre y cuando se cumplan tres reglas de oro: evitar hacerse daño a sí mismo, evitar lastimar a terceros y que las prácticas sexuales sean consensuadas.

Desde el punto de vista del Tao, para expandir el placer en algo mas allá del gozo focalizado en los genitales, se buscará equilibrar las energías yin y yang durante la excitación. El objetivo consistirá en que el placer se mantenga a “fuego lento”, esto es mantener el erotismo y la excitación en períodos más largos de tiempo. Esto solo se logra equilibrando “el fuego y el agua”, en oleadas de placer que van creciendo hasta alcanzar estados de éxtasis, donde el gozo se mezcla con espiritualidad, de eso se trata la alquimia sexual.
Jerónimo García 

Neurobiología, orgasmos, y espiritualidad: el misticismo cognitivo del placer

EL SEXO Y LA MEDITACIÓN COMPARTEN UNA MISMA IDENTIDAD NEUROLÓGICA; AMBAS ACTIVIDADES CONLLEVAN A UNA IDÍLICA CONJUNCIÓN ENTRE EL MUNDO DEL ESPÍRITU Y EL DE LA CARNE.

POR: JAVIER BARROS DEL VILLAR -

cerebros meditando
El cerebro es tal vez el órgano que mayor interés ha provocado entre los científicos. El hecho de que presumiblemente sea el recinto que guarda esa enigmática y polimórfica entidad que conocemos como mente lo ha destacado como favorito de las interrogantes que se ha planteado el estudio de la naturaleza humana. “El cerebro es más amplio que el cielo”, decía Emily Dickinson, de algún modo intuyendo, o tal vez sugiriendo, el hecho de que ahí radica la esencia microcósmica (hay que recordar que existe una notable relación estética entre las redes neuronales y el diseño de las galaxias). ¿Es nuestro cerebro la manifestación física de ese código de acceso que nos permite jugar a ser dioses?
En diversos estudios dedicados a observar al cerebro en acción, el hemisferio derecho parece ser el lado sexy de este órgano. Se activa durante el orgasmo a tal grado que la corteza prefrontal derecha simula una especie de isla iluminada durante este arquetípico instante, en contraste con el resto del cerebro que aparece en completa penumbra.    
Históricamente se le ha atribuido al hemisferio izquierdo el procesamiento del placer, pues este se activa cuando recurrimos a memorias que nos provocan felicidad, cuando recordamos a un ser querido, en aquellos momentos en los que nos sentimos simplemente grandiosos e incluso es el más activo en personas alegres que rara vez pasan por etapas depresivas. Pero curiosamente durante el orgasmo, tal vez la máxima epifanía en torno al placer humano, el hemisferio izquierdo, en lugar de propulsar un meta-carnaval de reacciones gozosas, permanece completamente dormido. Y este neuro misterio ha intrigado enormemente a los hombres de ciencia que dedican su vida a analizar los comportamientos del cerebro. 
Hasta hace menos de una década la neurociencia poco sabía de los fundamentos científicos relacionados a los estados de gracia, al placer sexual, o a emotivas frecuencias similares. Sin embargo, en años recientes ha emergido un panorama mucho más claro en la relación del cerebro humano con el placer, una de las sensaciones, por cierto, que mayor peso tienen para determinar el registro psicoemocional de una persona. La felicidad, o mejor dicho la alegría extasiante, tanto en un plano sagrado como en uno profano, disminuye la auto-conciencia del ser (concibiéndola más desde una perspectiva del ego y el sentido de ubicación espacial), además de que que altera la percepción corporal y reduce la sensación de dolor. Y mientras que el hemisferio izquierdo es presuntamente el protagonista del placer, lo cierto es que estos tres neuro-fenómenos se activan bilateralmente. 
La ausencia de dolor puede estar explícitamente ligada al placer. Sin embargo, las otras dos —perder el sentido de identidad y de los limites corpóreos— son más misteriosas. William James, autor de The Principles of Psychology, describe al “ser” como el pilar de la conciencia, aquel que perdura a lo largo de múltiples sensaciones y experiencias. Y este “ser” está dividido, excepto durante las experiencias místicas, entre un flujo de conciencia y un observador o diálogo interno. Este diálogo, en el cual tanto enfatizaba el brujo yaqui Juan Matus en las crónicas de Carlos Castaneda, funciona como una especie de juez que va organizando y decodificando las experiencias conscientes. Narrarnos nuestra propia vida se presenta como una herramienta cognitiva automatizada y a fin de cuentas es lo que acaba construyendo nuestro concepto de realidad. 
Pero escapar de nuestra propia y casi permanente auto-observación debiese ser un placer mucho más valorado de lo que culturalmente estimamos. Y precisamente sobre esto Roy Baumeister, director de Psicología de la Universidad de Princeton, escribió todo un libro: Escaping the Self: Alcoholism, Spirituality, Masochism, and Other Flights from the Burden of Selfhood (1991), en el cual postula que esta especie de auto-conciencia racional en muchas ocasiones puede convertirse en una verdadera carga para una persona. En diversas culturas las personas recurren habitualmente a sustancias como alcohol, drogas, tabaco, rituales auto-hipnóticos y otro tipo de estímulos para debilitar esta conciencia del ser. Sin embargo, se ha comprobado que la meditación te permite liberarte de esta preocupación con respecto a tu propio ser y neutralizar las principales actividades que alimentan este, a veces, incontrolable mecanismo: el juicio, la planeación, la expectativa, la comparación y el auto-escrutinio. 
Como vimos anteriormente la corteza prefrontal del hemisferio izquierdo se asocia con la felicidad, y no casualmente los niveles más altos de actividad en esa región que hayan sido medidos hasta la fecha, corresponden a monjes budistas del Tíbet meditando en el sentimiento de la compasión. Esto nos indica que la meditación actúa sobre los principales centros de placer en el cerebro y, aúnmás allá, este placer se acompaña de una transformación en nuestra auto-regulación emocional —si bien las personas que meditan fortalecen su auto-conciencia, ponen atención a sus pensamientos y sentimiento desde una perspectiva conceptual, y por lo tanto menos emocional o visceral, lo cual les permite estar en paz con su flujo interior. 
Recordemos ahora que el placer también esta ligado a una pérdida de la conciencia ante los límites de nuestro cuerpo, lo cual, al igual que el ejercicio de la auto-observación, involucra ambos hemisferios. Tanto el orgasmo como la meditación diluyen nuestro sentido de los límites del cuerpo físico. En el caso de la meditación esto se logra a través de la auto-conciencia, pero enfatizando en la actividad de regiones específicas del cerebro, como los gyrus angulares del hemisferio derecho. En cambio, durante el orgasmo, el cerebelo es el que brilla, el que mayor actividad registra, debilitando de algún modo la conciencia del cuerpo físico perdiéndonos dentro del mismo y no observándolo “objetivamente”, como es el caso de la meditación. 
En síntesis podemos concluir que existe una apasionante e íntima relación neurológica entre el máximo placer físico, proyectado a través del sexo, y el desarrollo místico al que una persona puede entregarse, principalmente la meditación. Y en un fenómeno que algunos considerarían como algo paradójico, ambos se proyectan, resuenan, en un estado de alta fidelidad que termina por eliminar las supuestas fronteras que separan al mundo físico, en especifico el placer carnal, del mundo etéreo, aquel en donde el espíritu se fortalece. Y esta idílica convivencia queda proyectada, o incluso catalizada, a través de nuestro diseño neurológico (nuestro cerebro es un templo dedicado al erotismo, la estética y la generación de universos): entre el orgasmo, la alegría  y la espiritualidad… estamos todos nosotros.  

Sanando la relación con tu pasado

Sanando la relación con tu pasado Agua pasada no mueve molinos. Refrán Para crear tu futuro potencial debes dejar atrás el pasado s...