martes, 29 de octubre de 2013

Cumple lo que prometes, porque lo que prometes y no cumples se constituirá en una deuda!!!!



Cumple lo que prometes, porque lo que prometes y 

no cumples se constituirá en una deuda!!!!

Fíjense algo amigos y amigas , siempre tengo los refranes populares en la punta de mi lengua o revoloteando en mi cabeza, y este pensamiento me ha estado acompañando durante este último trayecto de labor como escritora, en mi primer año de función publica , es el siguiente " LO PROMETIDO ES DEUDA" .

Tengo por buena costumbre a dar cumplimiento fiel a lo que prometo, o digo que voy a hacer, hasta las últimas de sus consecuencias, en muchas oportunidades las personas se han bajado del tren o del autobús, o del barco en el que me encuentro navegando, o viajando, y simplemente tengo que seguir para adelante llueve truene o relampaguee, esto no es otra cosa que ejercitar mi PROSPERIDAD Y CAPACIDAD DE RESPUESTA al Universo y a la vida de las responsabilidades que adquiero en el momento en que emito mi palabra, es por ello que puedo decir con toda la convicción de mi experiencia, cumple lo que prometes por que lo que que prometes y no cumples se constituirá en una deuda!!!!

Así que vamos a avanzar con pasos firmes y seguros, y sobre todo entendamos y comprendamos que nuestra abundancia y prosperidad financiera esta ligada íntimamente en nuestra capacidad para responder a los compromisos adquiridos verbalmente!!!!


Cuando EXHORTO A LAS PERSONAS A CUMPLIR LO QUE PROMETEN, y me exhorto y obligo a mi misma a ejercitarme en esa buena costumbre desde toda la vida puesto que son valores que nos enseñan e nuestro hogar, nuestros padres, esto se constituye en un cheque en blanco al portador que gira en contra del universo, y cuando te lo devuelven sin fondos es porque se ha hablado y prometido y no se ha cumplido con la palabra.


Tenemos miles de excusas para no cumplir con lo que decimos que vamos a hacer, tenemos miles de razones validas para justificar nuestra ineficiencia, e incumplimiento, pero a los demás los podremos manipular, engañar, y a
uto engañarnos pero las leyes universales existen, y las leyes universales que rigen a la prosperidad son las mismas que rigen a todas las cosas de este mundo denso.


Así que amigo y amiga te invito a revisarte y a cuestionarte cuantas veces has dicho que si, si lo quiero primero y luego al ratico dices no, ahora no me interesa, eso sencillamente le da una trastada y punta pie no a los demás , se lo estarás dando a tu riqueza , y a tu abundancia personal.


Así son las cosas, así es la vida, así es la justicia divina.

Maria Tirone
Economista & Escritora

viernes, 18 de octubre de 2013

Trabajando Con Nuestra Sombra

Trabajando Con Nuestra Sombra


Sabias que todo lo que rechazas de una persona es algo que no aceptas en ti mismo? Sabias que todos los sentimientos de odio, rechazo, aversión que te pueda producir alguien tiene que ver con algo de ti mismo que no aceptas? ESTO ES LO QUE SE DENOMINA NUESTRA SOMBRA según Jung, proyectamos en los demás lo que no estamos en la condición de aceptar en nosotros mismos, pero ojo! lo tenemos!

Siempre la vida nos presenta maravillosas oportunidades para trabajar con algún aspecto ciego de nuestra personalidad, y resulta que la mejor forma de contactar esa parte nuestra que los demás ven pero que nosotros desconocemos , es analizando lo que proyectamos hacia afuera en forma de pensamientos, sentimientos adversos, negativos tales como: la maldad, el egoísmo, la envidia, el ansia de dominio, de poder, la avidez por el dinero, los celos, la avaricia, la cursilería, holgazanería, presuntuosidad, pereza, indolencia, negligencia, la manipulación, la cobardía y muchos de nuestros miedos los cuales se constituyen en emociones y sentimientos que no resulta fácil reconocer como componentes de nuestra propia personalidad.

Es bien importante que trabajemos con los sentimientos encontrados que nos puede desatar alguien en nuestra vida, puede ser un hijo, un hermano, un tío, el jefe, un compañero o compañera de trabajo, la pareja, que algunos en forma de chiste con sabor a verdad pregonan \" durmiendo con el enemigo\", entre otras personas.
Creo que esos individuos que nos mueven los sentimientos de formas intensas despertando emociones como el enojo, el odio, la rabia, la aversión, indiferencia, entre otras , debemos examinarlo como una oportunidad para profundizar en algún aspecto no trabajado o negado en nosotros mismos que obviamente debemos integrar para poder evolucionar como seres humanos .

Tenemos que hacer las paces con esos sentimientos porque al final , a otro nivel, niveles elevados de consciencia, reconocemos que todos somos UNO y que “ese” al que tanto detesto, deploro, ignoro por no soportar, no es otra cosa que el reflejo de mi mismo, y de aquello que no logro aceptar de mi, y lo conveniente es que lo más pronto posible hagamos las paces y superemos esos sentimientos , los drenemos hasta llegar al punto de la aceptación , de la tolerancia y del perdón, pero escúchame, no nos equivoquemos , no es el perdón a los demás es el perdón a nosotros mismos por no aceptar esas debilidades , imágenes, en nuestra persona por considerarlo inaceptable, por lo que terminamos proyectándolas hacia afuera y es lo que se constituye en LA SOMBRA.
Si quieres saber cuáles son tus puntos ciegos descúbrelos analizando los sentimientos que te despiertan las personas con las que no concuerdas, las personas que por alguna razón no toleras, rechazas, pues bien esas personas son nuestro reflejo, del yo ciego que no queremos ver ni aceptar pero que existe nos guste o no! es un hecho!
La proyección sería el vehículo que nos permite darnos cuenta de qué es
lo que nos afecta de las situaciones externas y de las personas. Proyectar es ver en los demás partes nuestras no reconocidas y no aceptadas ni integradas en nosotros mismos..


"Percibir la sombra es como mirarse en un espejo que nos muestra los recovecos de nuestro inconsciente personal, y, por lo tanto, aceptar la sombra es aceptar el \"ser inferior\" que habita en nuestro interior\". ( Jung)

\"Cuando un individuo hace un intento para ver su sombra, se da cuenta (y a veces se avergüenza) de cualidades e impulsos que niega en sí mismo, pero que puede ver claramente en otras personas, cosas tales como egotismo, pereza mental y sensiblería; fantasías, planes e intrigas irreales; negligencia y cobardía; apetíto desordenado de dinero y posesiones...\" (1).
Finalmente me gustaría compartir con Uds. este pensamiento:

«Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad».


MARIA TIRONE
Economista
Especialista en Recursos Humanos
Coaching para Gerenciar Estratégicamente La Vida.

Siete recomendaciones para ayudarte a trascender al ego y la vanidad.

He aquí siete recomendaciones para ayudarte a trascender esas arraigadas ideas de la vanidad. Todas ellas están destinadas a evitar que te identifiques en una clave falsa con el ego y la vanidad. (Extracto del libro "El poder de la intención" de Wayne Dyer).
1. No te sientas ofendido.   La conducta de los demás no es razón para quedarte inmovilizado. Lo que te ofende sólo contribuye a debilitarte. Si buscas ocasiones para sentirte ofendido, las encontrarás cada dos por tres. Es tu ego en plena acción, convenciéndote de que el mundo no debería ser como es. Pero puedes convertirte en degustador de la vida y corresponderte con el Espíritu universal de la Creación. No puedes alcanzar la fuerza de la intención sintiéndote ofendido. Por supuesto, actúa para erradicar los horrores del mundo, que emanan de la identificación masiva con el ego, pero vive en paz. Como nos recuerda A Course in Miracles [Curso de milagros]: «La paz es de Dios; quienes formáis parte de Dios no estáis a gusto salvo en su paz». Sentirse ofendido crea la misma energía destructiva que te ofendió y que lleva al ataque, al contraataque y a la guerra.
2. Libérate de la necesidad de ganar.  Al ego le encanta dividirnos entre ganadores y perdedores. Empeñarte en ganar es un método infalible para evitar el contacto consciente con la intención. ¿Por qué? Porque, en última instancia, es imposible ganar todo el tiempo.
Siempre habrá alguien más rápido, más joven, más fuerte, más listo y con más suerte que tú, y siempre volverás a sentirte insignificante y despreciable. Tú no eres tus victorias. Puede que te guste la competición y que te diviertas en un mundo en el que ganar lo es todo, pero no tienes por qué estar allí con tus pensamientos. No existen perdedores en un mundo en el que todos compartimos la misma fuente de energía. Lo más que puedes decir es que en determinado día rendiste a cierto nivel en comparación con el nivel de otras personas ese mismo día.
Pero hoy es otro día, y hay que tener en cuenta otros competidores y otras circunstancias. Tú sigues siendo la presencia infinita en un cuerpo que es un día una década mayor. Olvídate de la necesidad de ganar no aceptando que lo opuesto de ganar es perder. Ese es el miedo del ego. Si tu cuerpo no rinde para ganar ese día, sencillamente no importa, si no te identificas exclusivamente con tu ego. Adopta el papel de observador, mira y disfrútalo todo sin necesitar ganar un trofeo. Vive en paz, correspóndete con la energía de la intención e, irónicamente, aunque apenas lo notes, en tu vida surgirán más victorias a medida que dejes de ir tras ellas.
3. Libérate de la necesidad de tener razón.       El ego es fuente de conflictos y disensiones porque te empuja a hacer que los demás se equivoquen. Cuando eres hostil, te has desconectado de la fuerza de la intención. El Espíritu creativo es bondadoso, cariñoso y receptivo, y está libre de ira, resentimiento y amargura. Olvidarse de la necesidad de tener siempre razón en las discusiones y las relaciones es como decirle al ego: «No soy tu esclavo. Quiero abrazar la bondad y rechazo tu necesidad de tener razón. Aún más; voy a ofrecerle a esta persona la posibilidad de que se sienta mejor diciéndole que tiene razón y darle las gracias por haberme encaminado hacia la verdad». Cuando te olvidas de la necesidad de tener razón puedes fortalecer la conexión con la fuerza de la intención, pero ten en cuenta que el ego es un combatiente muy resuelto. He visto personas dispuestas a morir antes que dejar de tener razón. He visto cómo acababan relaciones
maravillosas por la necesidad de ciertas personas de llevar siempre la razón. Te propongo que te olvides de esta necesidad impulsada por el ego parándote en medio de una discusión para preguntarte: «¿Qué quiero? ¿Ser feliz o tener razón?». Cuando eliges el modo feliz, cariñoso y espiritual, se fortalece tu conexión con la intención. En última instancia, estos momentos expanden tu nueva conexión con la fuerza de la intención. La Fuente universal empezará a colaborar contigo en la creación de la vida que la intención quiere que lleves.
4. Libérate de la necesidad de ser superior.      La verdadera nobleza no tiene nada que ver con ser mejor que los demás. Se trata de ser mejor de lo que eras antes. Céntrate en tu crecimiento, con constante conciencia de que no hay nadie mejor que nadie en este planeta. Todos emanamos de la misma fuerza vital. Todos tenemos la misión de cumplir la esencia para la que estamos destinados, y tenemos cuanto necesitamos para cumplir ese destino. Nada de esto es posible cuando te consideras superior a los demás. No por viejo es menos cierto este dicho: Todos somos iguales ante los ojos de Dios. Olvídate de la necesidad de sentirte superior al ver a Dios revelándose en todos. No valores a los demás basándote en su aspecto, sus logros, posesiones y
otros baremos impuestos por el ego. Cuando proyectas sentimientos de superioridad, eso es lo que te devuelven, y te lleva al resentimiento y en última instancia a sentimientos de hostilidad. Estos sentimientos se convierten en el vehículo que te aleja de la intención. A Course in Miracles habla de esa necesidad de ser especial y superior: «El sentirse especial siempre establece  comparaciones. Se produce por una carencia que se ve en el otro y que se mantiene buscando y no  perdiendo de vista las carencias que puede percibir».

5. Libérate de la necesidad de tener más.      El mantra del ego es más. Por mucho que logres o adquieras, tu ego insistirá en que no es suficiente. Te verás luchando continuamente y eliminarás la posibilidad de alcanzar la meta, pero en realidad ya la has alcanzado, y es asunto tuyo decidir cómo utilizar el momento presente de tu vida. Irónicamente, cuando dejas de necesitar más, parece como si te llegara más de lo que deseas. Como estás desapegado de esa necesidad, te
resulta más fácil transmitírselo a los demás, porque te das cuenta de lo poco que necesitas para sentirte satisfecho y en paz. La Fuente universal está satisfecha de sí misma, en continua expansión y creando nueva vida, sin intentar jamás aferrarse a sus creaciones por sus recursos egoístas. Crea y se desliga. Cuando te desligas de la necesidad del ego de tener más, te unificas con la fuente. Creas, atraes lo que deseas hacia ti y te desligas, sin exigir que se te presente nada más. Si valoras todo lo que surge, aprendes la gran lección que nos dio san Francisca de Asís: «... es dar cuando recibimos». Al permitir que la abundancia fluya hasta ti y a través de ti, estableces correspondencia con la Fuente y aseguras que esa energía siga fluyendo.

6. Libérate de la necesidad de identificarte con tus logros.      Puede resultar un concepto difícil si piensas que tú y tus logros sois lo mismo. Dios escribe toda la música, Dios canta todas las canciones, Dios construye todos los edificios. Dios es la fuente de todos tus logros. Y ya oigo las protestas de tu ego, pero sigue sintonizado con esta idea. Todo emana de la Fuente.
¡Tú y tu Fuente sois uno y lo mismo!
No eres ese cuerpo y sus logros. Eres el observador Fíjate en todo y agradece las capacidades que te han sido concedidas, la motivación para lograr cosas y las cosas que has acumulado, pero atribúyele todo el mérito a la fuerza de la intención que te dio la existencia y de la que formas parte materializada. Cuanto menos necesites atribuirte el mérito de tus logros más conectado estarás con las siete caras de la intención, más libre serás de conseguir cosas, que te surgirán con más frecuencia. Cuando te apegas a esos logros y crees que lo estás consiguiendo tú solo es cuando abandonas la paz y la gratitud de tu Fuente.
7. Libérate de tu fama.        La fama que tienes no está localizada en ti, sino en la mente de los demás y, por consiguiente, no ejerces ningún control sobre ella. Si hablas con treinta personas, tendrás treinta famas distintas. Conectarse a la intención significa escuchar los dictados de tu corazón y actuar basándote en lo que tu voz interior te dice que es tu meta aquí. Si te preocupas demasiado por cómo te van a percibir los demás, te habrás desconectado de la intención y permitido que te guíen las opiniones de los demás. Así funciona el ego. Es una ilusión que se alza entre ti y la Fuerza de la intención. No hay nada que no puedas hacer, a menos que te desconectes de la fuerza y te convenzas de que tu meta consiste en demostrarles a los demás tu superioridad y autoridad y dediques tu energía a intentar ganar una fama extraordinaria entre el ego de los demás. Haz lo que haces según  la orientación de tu voz interior, siempre conectada con tu Fuente y agradecida a ella. Mantén tu propósito, deslígate de los resultados y acepta la responsabilidad de lo que reside en tí: tu carácter. Deja que otros discutan sobre tu fama; no tiene nada que ver contigo.
¡Lo que pienses de mí no es asunto mío!

Extracto del libro "El poder de la intención" de Wayne Dye

martes, 15 de octubre de 2013

Y tú: ¿Sabes Perder?

Y tú: ¿Sabes Perder?


La vida es un juego, cada día salimos al encuentro de una nueva partida, en algunas ganamos y en otras perdemos. Es importante que nos cuestionemos nuestra forma de actuar tanto en los momentos de triunfo como en los que nos sentimos perdedores. 

Revisemos si todas nuestras jugadas han sido "limpias" y si no le hemos puesto zancadillas a aquellos que consideramos nuestros oponentes y adversarios.
¡Qué gratificante resulta cuando la vida nos invita a participar de un juego y, a pesar de haber perdido, internamente sentimos que hemos ganado! ¿Lo has sentido alguna vez? Realmente es bien satisfactorio, puesto que te das cuenta que has superado la necesidad de ser adulado, aprobado y festejado externamente.

 Y con este sencillo acto interno, privado, simplemente levantas el vuelo hacia la liberación interior de las cadenas que te puedan estar atando a este mundo lleno de superficialidades, galardones y honores públicos.

¿Sabes Perder? Al ver la vida y sus distintas situaciones como partidas y juegos, le quitamos el drama a las situaciones menos favorables y suspendiendo todo juicio, nos observamos y decidimos rendirnos y aceptar los errores que nos han conducido a dicha pérdida temporal en la eternidad.


Saber perder requiere, de nuestra parte, mucha, pero mucha humildad y altas dosis de fe en la divinidad. De otra forma recurriremos al ajuste de cuentas por nuestras propias manos y créanme que en la mayoría de esos ajustes nuestras emociones nos hacen cometer errores, a veces garrafales, que debemos reconocer si queremos seguir viviendo en paz con nuestras conciencias.

Jugar limpio, perder con dignidad, reconocer nuestros errores en esa jugada para no cometer los mismos en las siguientes; humildad para excusarnos cuando nos hayamos dejado llevar por nuestros impulsos sin pensar en las consecuencias; en algunas oportunidades luego de haber agotado todos nuestros recursos para hacer justicia, rendirnos y depositar nuestra confianza en la justicia divina cuando hayamos sido boicoteados y engañados obteniendo una derrota inmerecida.


Debemos tener la capacidad para auto observarnos objetiva y compasivamente al final de la jornada… ¡y con nuevas fuerzas despertarnos y continuar con las nuevas cartas que la vida nos entregue y hacer el mejor uso de ellas! Y si al final de ese día, aun cuando no hayamos ganado ni seamos el blanco de los aplausos y de los premios, dentro de nosotros se desborda la satisfacción de haber dado lo mejor que teníamos en ese momento, celebraremos con Aquel que nos creó, por haber dado un pasito más hacia nuestra evolución personal y espiritual. Y esto no tiene ni tendrá nunca nada que ver con lo que hagan y digan los demás, sino con tu propio mundo y vivencia íntima individual. Como dijo el célebre científico, filósofo y escritor francés Blaise Pascal: “¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo si pierde su alma?”

Fuente: Prosperidad Vivir en la Abundancia
Autor: Maria Tirone

TENSION CREATIVA Vs TENSION EMOCIONAL

TENSION CREATIVA Vs TENSION EMOCIONAL

Existe una brecha entre nuestra realidad y la visión que late dentro de nuestros corazones. Esto es una verdad verdadera. Las personas no se atreven a soñar por que saben que la brecha , el espacio que existe entre lo que tienen en este momento , ahora y lo que visualizan o sueñan en lo mas profundo de sus corazones , es tan, pero tan grande, que resulta simplemente abismal!, entonces que es lo mas natural y humano: dejar de soñar, bajar las expectativas, simplemente por que la realidad EN COMPARACION a la VISION IDEAL interna de tu vida, resulta tan aplastante que el dolor producido es inmenso e insoportable. 


Ahora bien, este es sencillamente el camino fácil, cómodo, conocido, ese por el cual ya hemos transitado y estamos aburridos, cansados y frustrados, es hora de conducirnos por el camino mas escarpado pero el que nos llena de grandes satisfacciones, aquel que genera una tensión en nuestro cuerpo, en nuestros pensamientos, por que nos obliga salir de esa zona cómoda , confortable, donde no existen los riesgos, ni la incertidumbre, ni los cambios, y que además, no es capaz de generar la energía suficiente para escalar hacia los peldaños superiores que nos conducirán a la cumbre de la montaña de nuestras mas anheladas aspiraciones.

Esta tensión que sentimos y que redefiniremos como la energía que nos impulsa fuera de la zona de comodidad hacia una zona desconocida para lograr hacer realidad la visión  se llama TENSION CREATIVA, según Peter Senge autor de la Quinta Disciplina, y es precisamente lo que debemos repetirnos una y otra vez cuando sentimos temor, susto, cuando estamos asumiendo nuevos retos ,empresas , y desafíos tenemos que ser capaces de tolerar y soportar ese sobresalto, y redefinirlo como sensaciones necesarias para impulsarnos mas allá de la zona de confort, mas allá de la zona conocida. 


Estoy segura de que tu haz sentido esto en tu vida en algún momento, justamente cuando te ATREVISTE a dar ese paso que te conduciría al logro de un sueño u objetivo que para ti fue importante en el pasado, como por ejemplo el primer día en una institución nueva, cuando asististe a tu primer día de trabajo, cuando te atreviste a estudiar ese idioma que tanto anhelabas y no lo hacías por que te parecía que era demasiado difícil , cuando compraste por medio de tu esfuerzo personal tu primer vehiculo o tu primera vivienda, cuando invertiste por primera vez parte de tus ahorros en tu pequeña empresa, para los casados cuando estábamos frente a la iglesia y pensamos : esto es para toda la vida!, y sin embargo dimos el paso, nos atrevimos a soñar, el deseo tomo el control y sirvió de palanca para impulsarnos hacia delante.

 Es importante que integremos estas sensaciones, emociones , las reconozcamos como indicadores de que estamos avanzando hacia la dirección correcta, esos nervios, ansiedades, temores, nos indican que vamos a asumir nuevas responsabilidades , y que hay un precio que pagar para alcanzar ese sueño, entonces cuando esas emociones aparezcan , simplemente dialoguemos con nosotros mismos de manera positiva respecto a lo que estamos sintiendo, afirmemos lo que queremos ver realizado, animémonos , motivémonos y digamos: estoy dispuesto a hacer esto o aquello , porque eso me conducirá a mi nuevo objetivo y vale la pena, no importa la incomodidad, se supone que la vas a sentir , puesto que estas en un lugar donde nunca antes habías estado, pero tomamos a la Fe como armadura para continuar perseverando hacia el final de nuestro arcoirirs.

LA TENSION EMOCIONAL por su parte , tiene los mismos efectos en el cuerpo y en la mente , sientes temor, preocupación, incertidumbre e inseguridades entre otras, pero al no redefinirlas en positivo, simplemente te acobardas y sueltas la cuerda que te llevara al otro lado de la orilla y te conformas con menos, bajas tus expectativas, porque no eres capaz de pagar el precio de hacer realidad tus sueños ! 


La libertad de vivir la vida que anhelas tiene un precio y ese precio es la tensión que genera la brecha entre tu realidad actual , esa que estas experimentando en este momento y tu visión , cuando confrontas desde afuera esa distancia , probablemente te asustes, te acobardes, quieras renunciar , te parezca imposible, pero en ese momento es que te invito a que hagas caso omiso de todos los "NO" de tu vida y empieza a decirle un resuelto y comprometido "SI" a la vida, asume el riesgo , y , así mismo, la tensión que te pueda producir la consecución de ese nuevo objetivo se convierta en generadora de energía, que unido con la Fe, sirvan de acicates para vencer todos los obstáculos que se presenten, puesto que vale la pena vivir y hacer realidad tus sueños y espero que estés dispuesto a pagar el precio: manejar la tensión , redefinirla y determinarla creativa y propulsora de energía para ir con libertad hacia tu destino lleno de éxito y felicidad plena! No te detengas, te animo a que sostengas en tu mente y en tu corazón vividamente tu Visión.

Maria Tirone
Economista 
Coaching para Gerenciar la Vida

martes, 1 de octubre de 2013

Divorciado entrega a hombres 20 consejos para salvar su matrimonio

Divorciado entrega a hombres 20 consejos para salvar su matrimonio


Gerald Rogers es un estadounidense que desde hace varios años realiza charlas motivaciones. Tiene cuatro hijos y hasta julio llevaba un matrimonio de 16 años con su esposa Jana. Pero el 27 de ese mes su relación llegó oficialmente a su fin.
Y en lugar de lamentarse y no hacer nada, Gerald decidió sentarse frente a su computador y escribir todo lo que hará diferente la próxima vez que esté casado, porque está convencido de que alguna vez de nuevo tendrá ese estado civil que dice "amar".
Sin embargo, no quería guardar sus pensamientos sólo para él, por lo que los compartió en su Facebook con el título "Los consejos sobre el matrimonio que me hubiera gustado tener". En total son 20 recomendaciones que -afirma- están orientadas a "aquellos esposos jóvenes cuyos corazones aún están llenos de esperanza, y a esas parejas quienes quizá olvidaron cómo amar".
"Si tu matrimonio no es lo que tú querías que fuera, toma 100% de tu responsabilidad y comprométete a aplicar estos consejos mientras sea tiempo", anima Gerald. Y aunque su mensaje está dirigido principalmente a los hombres, sostiene que también puede servirle a las mujeres.
Los tips de este hombre divorciado han tenido tanto éxito, que ya han sido compartidos casi 130 mil veces. A continuación te mostramos un resumen de ellos, pero si quieres leer el mensaje completo, puedes encontrarlo aquí.
1.- Nunca dejes de cortejar. Nunca dejen de salir. Nunca jamás creas que la tienes asegurada. Nunca te olvides de que ella te eligió, así que no puedes ponerte flojo con tu amor.
2.- Protege tu propio corazón y ámate a ti mismo. Pero reserva un lugar especial en tu corazón donde nadie más que tu esposa pueda entrar.
3.- Enamórate una y otra y otra vez. Siempre habrá cambios, tanto en ella como en ti, y es por eso que ambos tendrán que reelegirse todos los días. Cuida su corazón, sino ella puede dárselo a otro y quizás nunca lo recuperes. Siempre lucha por ganar su amor tal como lo hiciste cuando la cortejabas.
4.- Siempre ve lo mejor de ella. Enfócate en lo que amas y no en lo que te molesta, y así te darás cuenta de que eres el hombre más afortunado sobre la Tierra por tener a esa mujer como esposa.
5.- No es tu trabajo corregirla. Debes amarla tal como es, sin esperar que ella cambie. Y si lo hace, ama en lo que se convierta.
6.- Hazte responsable de tus propias emociones. No es trabajo de tu esposa hacerte feliz, tú debes buscar tu propia felicidad y cuando la encuentres, tu alegría inundará tu relación de pareja.
7.- Nunca culpes a tu esposa si tú te frustras o enojas con ella. Son tus emociones y es tu responsabilidad. Cuando te sientas así, tómate tu tiempo y mira hacia tu interior.
8.- Déjala ser. Cuando esté triste o molesta, tu único trabajo es abrazarla y apoyarla. Hazle saber que la escuchas, que ella es importante y que tú eres el pilar sobre el cual siempre puede apoyarse. Así confiará en ti y te abrirá su alma. Nunca escapes a estos momentos, quédate y sé fuerte.
9.- Sé tonto. No te tomes todo tan seriamente. Ríe y haz que ella se ría. La risa hace todo mucho más fácil.
10.- Llena todos los días su alma. Conoce las maneras en que ella se siente importante, validada y apreciada. Pídele que haga una lista con 10 cosas que la hacen sentir amada, memorízalas y aplícalas todos los días para hacerla sentir como una reina.
11.- Hazte presente. No sólo le des tu tiempo, sino también tu atención y tu alma. Trátala como si fuera tu cliente más valioso, al que no puedes perder.
12.- Estimula su sexualidad. Déjala que se derrita en su suavidad femenina, mientras sepa que puede confiar plenamente en ti.
13.- No seas idiota, pero tampoco temas ser uno. Cometerás errores, pero intenta que éstos no sean demasiado grandes y aprende de ellos. No se supone que seas perfecto, pero sólo trata de no ser tan estúpido.
14.- Dale su espacio. Las mujeres son buenas para entregar y entregar, y a veces necesitan que se les recuerde que se tomen el tiempo para ellas mismas, sobre todo si tienen niños. Ellas necesitan ese espacio para renovarse, recentrarse y reencontrarse.
15.- Sé vulnerable. Puedes perder tu entereza de vez en cuando, y compartir tus miedos y sentimientos.
16.- Sé totalmente transparente. Si quieres que ella confíe en ti, debes compartirlo todo, en especial lo que no quieres compartir. Quítate la máscara y así podrás experimentar el amor en toda su dimensión.
17.- Nunca dejen de crecer juntos. Cuando dejas de trabajar los músculos, éstos se atrofian. Lo mismo ocurre con las relaciones. Busquen metas comunes, sueños y visiones en las que pueden trabajar como un equipo.
18.- No te preocupes por el dinero. Trabajen juntos y busquen la forma de equilibrar las fuerzas de ambos para ganarlo.
19.- Perdona de inmediato y concéntrate en el futuro. Aferrarse a los errores del pasado que tú o ella hayan cometido, es una pesada ancla que siempre detendrá a tu matrimonio. El perdón es libertad.
20.- Siempre elige el amor. En definitiva, éste es el único consejo que necesitas. Si éste es el principio que te guía, nada amenazará la felicidad de tu matrimonio.

Sanando la relación con tu pasado

Sanando la relación con tu pasado Agua pasada no mueve molinos. Refrán Para crear tu futuro potencial debes dejar atrás el pasado s...