Etiquetas

jueves, 2 de agosto de 2012

Honrando el Proceso de Individuacion Propio y Ajeno

Honrando el Proceso de Individuacion Propio y Ajeno


El complejo mundo de la evolución personal individual, es un proceso sacro, sagrado, hermoso, que hay que atestiguar para que se despliegue en su totalidad, amplitud, magnificencia! para ello es menester suspender el juicio aniquilador de la mente racional, cuadriculada , estereotipada, encarcelada que asfixia, sofoca, y atrofia dicho proceso evolutivo, impidiendo y castrando toda posibilidad de autorrealización personal.


Honrar es respetar, admirar, enaltecer, ver la luz y la inocencia en el otro, en su desarrollo, en su evolución, en su vuelo hacia el despertar. Este proceso interno, lo podemos alimentar, sustentar con la compasión, el no juicio, el acto de observar desapegadamente sin interferencias, sin resistencias, con admiración ingenua y genuina.
Ir hacia adentro, sumergirnos en el interior y las profundidades del ser, para emerger a la superficie con nuevos insight que nos permitirán vivir una vida mas cónsona, congruente, con nuestra esencia verdadera, que no es otra que el amor.


Aprender a conectar, sintonizar con nuestros sentimientos, con las notas que fluyen desde nuestra alma hacia el intelecto, para ser procesados y decodificados por nuestros pensamientos y nos permitan crecer, desarrollarnos y vivir plenamente. No resistirnos a lo que “ES”, a lo que esta sucediendo ahí, adentro, aceptar con beneplácito y darle la bienvenida a los regalos envueltos en experiencias sentidas del cuerpo, alma , espíritu y corazón. Regalos que nos conducirán al encuentro con nosotros mismos lo que nos permitirá un acercamiento más profundo con el otro, con los demás, puesto que la comunión ha sucedido contigo mismo.


Tiempo para pensar, para discernir, para meditar, para reflexionar, tiempo para observarnos y ver que está sucediendo realmente, en nuestro interior, sin miedos, sin temores, con los ojos bien abiertos, y el corazón compasivo arropando y protegiendo tan sublime descubrimiento.


Deseamos amor, ser amados, vivir y convivir armónicamente con los demás, pero ¿estamos dispuestos a pagar el precio? El precio de vivir hacia adentro y no hacia afuera, el tiempo para encontrarnos con nuestra verdadera esencia, con nuestro verdadero yo, destinar tiempo, esfuerzo, estudio y compromisos con la verdad que se encuentra solamente dentro de nosotros mismos y no allá afuera .


No podemos darle a los demás lo que no hemos sido capaces de darnos a nosotros mismos , con la misma vara con la que midas y te midas, seremos medidos, asi que comencemos por amarnos un poquito más, no nos enjuiciemos tan severamente, llenémonos de mas compasión a la hora de levantarnos un juicio, recordemos que todo lo que vemos afuera es un reflejo de lo que llevamos por dentro y no queremos reconocer por temor. Honremos nuestros procesos, nuestros sentimientos, nuestras emociones, aquellas tildadas de muy buenas como aquellas que no queremos ni nombrar, por su mala fama, seamos capaces de vernos como un todo, con sus luces y sombras, con lo que tenemos de ángeles así como con lo que tenemos de barro, solo asi será posible regalarles a las personas que conviven con nosotros el don maravilloso de honrar sus vidas y sus procesos.

Maria Tirone

No hay comentarios:

Publicar un comentario