Etiquetas

martes, 10 de julio de 2012

En medio del Caos encuentro la manera de Centrarme y permanezco en Equilibrio…°*”˜˜”*°•.ƸӜƷ

Buscar el equilibrio en nuestras vidas es un desafió interesante, un objetivo inteligente, puesto que nos garantiza de alguna forma permanecer centrados, ecuánimes en medio de las dificultades y retos del día a día, de la cotidianidad.

La vida es un circulo de dimensiones, no una sola, porque somos cuerpo, mente y espíritu, eso no lo podemos olvidar. Mantener ese centro invulnerable, buscar alcanzar la paz interior en medio del huracán, recargarnos de energías y renovarnos mentalmente, se hace necesario para sortear los obstáculos que nos presenta la existencia.

Guarda tiempo para ti, encuentra diariamente el espacio sagrado donde te encuentras con tu voz interior, con dios o con tus guías o maestros espirituales, medita en el silencio, siente la paz que solo podemos hallar en la quietud de nuestros propios corazones.

Trata de ser un testigo silencioso de ti mismo, obsérvate, siéntete y siéntate contigo mismo, aprende a confrontar a la persona que habita dentro de ti, y hazlo con compasión , sin juicios y con verdadero amor hacia ti mismo, porque recuerda que no le puedes dar a los demás lo que no seas capaz de darte a ti mismo.

Regálate un espacio sagrado , regálate un tiempo sagrado, regálate lo que tenga para ti un significado especial , no lo dejes de hacer, eso te permitirá abrirte a la abundancia de la vida, y a sentir que eres merecedor de todas las cosas buenas de la vida, si eres capaz de tratarte bien y consentirte , lo podrás hacer también con todos aquellos que te rodean.

Todos los días ten presente que es importante el equilibrio en tu vida, observa todos los roles y responsabilidades que desempeñas, y sopesa cada uno de ellos , trata de balancear las cargas, eso te hará sentir mejor contigo mismo, por supuesto que no es una tarea fácil , ser un buen equilibrista en la cuerda floja de la vida, pero vale la pena entrenarnos día a día, con disciplina y perseverancia eso redundara en beneficios para tu salud física y mental , así como para todos aquellos que se acercan a ti de una u otra manera, compartiendo tu campo energético y saliendo robustecidos al estar contigo.

Concentra tu atención durante el día en tu plexo solar, a cuatro dedos por encima de tu ombligo, lleva tu inhalación y exhalación hacia ese centro energético, de manera consciente y pausada, de tal forma que puedas irradiar energía sanadora a todas las células de tu cuerpo, mente y expandir luz purísima hacia las demás personas que se acerquen a ti o que piensen en ti. Hazlo y esto te permitirá sentir y experimentar el equilibrio en tu cuerpo, y tu mente se calmara.

La armonía , la paz y el equilibrio son metas diarias que nos ayudaran a poner las cosas en su debido lugar y además podremos establecer un orden de prioridades que nos garantizaran sentirnos bien con nosotros mismos y el cumplimiento de nuestra misión de vida.

Maria Tirone

Coaching Místico,
Personal & Empresarial

No hay comentarios:

Publicar un comentario