Etiquetas

domingo, 15 de julio de 2012























16 Maneras para mantenernos en el Vortice Espiritual de Energia



Vórtice es el lugar sagrado del espíritu al cual podemos accesar y en el cual nos hacemos uno con dios, con el amor, con la totalidad de las posibilidades; es el lugar en el cual comprendemos que nada real puede ser amenazado, que solo el amor de Dios es real.
Mantenernos en el vórtice energético supone un esfuerzo consciente por parte del individuo cuya voluntad y libre albedrio le permite optar y elegir la paz en lugar del conflicto. Mantenernos en el vórtice energético significa que entendemos de manera intuitiva, no racional, que para todo problema existe una solución.
Mantenernos en el vórtice de energía suprema sugiere una elección de nuestra parte de no entrar en los distintos juegos de poder en las interrelaciones personales para cargarnos de energía de manera inadecuada, tales como descalificaciones, intimidaciones , buscando culpables, jugando "sabroso" al pobre de mi, juzgando a los demás o simplemente aislándonos del mundo con la finalidad de captar la atención y cargarnos energéticamente creando desequilibrios y estancamientos a nuestro alrededor; sino que comprendemos por la experiencia habida que podemos hallar soluciones a esos mismos problemas y crisis desde un estado o nivel superior de conciencia , donde no existe la lucha, el temor, el control , la escasez, un lugar donde nos encontramos con la totalidad de las posibilidades y somos capaces de convertirnos en instrumentos portadores de la antorcha de la luz llevándola a la obscuridad , elevándonos todos y no hundiéndonos en el abismo irreal, recordando y reconociendo que Dios creó al mundo y vio que todo era Bueno!
A continuación comparto 16 acciones personales que me permiten mantenerme en el vórtice de energía superior :

1. APRECIANDO la belleza de la naturaleza, una flor, disfrutar de un amanecer, la caída del sol en el atardecer, escuchando el melodioso trinar de los pájaros desde la ventana, observando el vuelo de las mariposas, viendo caer las hojas de los arboles. Mirando el mar, escuchando el sonido del romper de las olas, quedando extasiados en los infinitos granos de la arena del mar.

2.- SOSTENIENDO
solo pensamientos nobles, elevados, amorosos, amables en nuestra mente, dejando a un lado y apartando los resentimientos, las angustias, las dudas , los problemas aunque sea por unos instantes.

3.-ESCUCHANDO música instrumental preferiblemente aquella que te conecte con tu ser superior.

4.-LEYENDO libros que nos inspiren a vivir en el espíritu recordándonos que somos más que un cuerpo limitado por la forma, por los sentidos, podría ser el Curso de Milagros, los poemas Rumi, los libros de metafísica, la Biblia particularmente los salmos, el libro tibetano de la vida y de la muerte, o cualquiera de tu preferencia que solo al abrirlo y leerlo eleve la tonalidad vibratoria de tu espíritu, llenándote de fe y esperanza.

5.-BUSCANDO la buena compañía de personas afines, compatibles con el fin de mantenerse en el vórtice elevado del espíritu, donde todo es posible, donde vamos mas allá de las apariencias , y afirmamos la luz y el creer en los milagros.

6.- MEDITANDO, llevando nuestra mente a casa, a través de las repeticiones de mantras o jaculatorias que nos permitan aquietar la mente, logrando alcanzar la paz, en un silencio del alma y del espíritu.

7.-CONECTANDONOS con el eterno ahora a través de la inhalación y de la exhalación de nuestra respiración, sintiendo como el aire entra y sale a través de tu cuerpo, respirando en cuatro tiempos: inhalo , retengo, exhalo, y descanso, para volver a empezar, sintiendo el ritmo acompasado de nuestra respiración, restableciendo el equilibrio de nuestras emociones a través de esta sencilla observación silenciosa.

8.-REPITIENDO como un mantra en nuestras mentes, que pase lo que pase fuera de mi, estoy dispuesta a mantenerme en mi vórtice de energía, no caeré en la tentación de darle poder y fuerza a lo que no es real, por que se que solo la paz de Dios es verdadera.

9.-IMAGINANDO a la persona o situación que me trata de sacar de mi estado de gracia , desde el ángulo elevado de mi vórtice energético, enviándole mucha luz y amor, buena voluntad, o al menos, me concentro en la cualidades que la persona tiene para poder verla en la luz, o bendigo el bien en la situación que me preocupa aun cuando en principio no lo pueda ver.

10.- PREGUNTANDOME
, al estar en contacto con una situación o persona que me perturban ¿Que tengo que aprender de esta situación? ¿Que lección tengo que integrar en mi vida ante esta oportunidad que la vida me esta brindando disfrazada de crisis?

11.- PRACTICANDO la actividad o hobbie que me proporcionan un placer grande a nivel espiritual de tal forma que el tiempo y el espacio quedan temporalmente suspendidos, y al salir de dicha actividad me siento renovado y cargado energéticamente para confrontar el problema con una nueva perspectiva, más amplia, positiva, creativa.

12.- ALIMENTANDO bien tanto mi cuerpo como mi alma, vivo conscientemente todo lo que entra por mi boca, selecciono mis alimentos, lo que bebo, lo que como, así como el alimento que va directo a mi alma, lo que veo , lo que leo y lo que converso.

13.- DESCANSO, tomo tiempo en el día para tomar un respiro, tomo una siesta, a mitad de camino , de tal forma que reparo mis fuerzas y energías para continuar hasta el final de la jornada y llevarla a buen término.

14.- AGRADECIENDO
, busco todas las razones que pueda encontrar en mi corazón para agradecerle a Dios y a la vida mi existencia, creo que no hay oración mas poderosa y efectiva que dar gracias a la vida, a las personas, a los acontecimientos, por estar ahí, esta sencilla practica genera en mi persona un caudal de energía indescriptible de forma inmediata, mi corazón se expande , y me lleno de pensamientos y emociones compatibles con el estado de gracia prevaleciente en el vórtice de energía.

15.- INTEGRANDO y viviendo conscientemente mis emociones, para trascenderlas sin aferrarme a ninguna de ellas, utilizándolas como olas para desplazarme hasta la orilla y descansar en la arena del mar, en una santa paz.

16.- SIENDO consciente que soy más que mis pensamientos, más que mis emociones, mas que mi cuerpo, más que todo esto, Saber que mi verdadera esencia es espíritu puro, saber que en mi mundo siempre todo está bien, , que en el vórtice de energía todos nos encontramos y nos hacemos UNO.

Maria Tirone
Coach Personal y Empresarial

No hay comentarios:

Publicar un comentario