Etiquetas

martes, 14 de junio de 2016

Cómo podemos Enfrentar las Crisis y los Cambios

Cómo podemos Enfrentar las Crisis  y los Cambios

Las crisis suceden por algo bueno, los momento difíciles tienen un mensaje sagrado, el problema que hoy te está atormentando está ahí por alguna noble razón, esa es mi creencia, esa es mi fe, y la sustento en la Palabra “Todo sucede para bien de los que aman al Señor”. No son parciales ni relativas al decir si una cosa u otra nos sucede para bien, simplemente en términos absolutos nos dicen que TODO sucede para nuestro bien. Si esto es así, ante una crisis, problema, dificultad económica, moral, emocional, espiritual o física debemos preguntarnos: ¿Qué debo aprender de esta situación? ¿Cuál es el mensaje que tiene esto que sucedió para mi vida y cómo puedo utilizarlo para mi evolución personal y la de los demás? ¿Qué pasos tengo que dar ahora para cambiar y mejorar mi calidad de vida? Si tengo la firme creencia de que nada es por casualidad sino por causalidad, ¿cuál es el bien que debo ver ante esta situación y cómo puedo sacar el máximo provecho para mí y los míos? ¿Cómo puedo enfrentar el miedo que me produce esta nueva situación en mi vida? ¿Qué medidas inteligentes, sensatas, puedo tomar para ha
~ 201
cer frente a esta crisis? ¿Cómo puedo hacer reflexionar a los demás y comunicar mis ideas, mis experiencias, mis sentimientos y que ello contribuya a un crecimiento para todos los involucrados? Si las crisis y los cambios forman parte de esta vida y sobre todo en esta era, puesto que los mismos se suscitan de manera vertiginosa, ¿qué habilidades y herramientas debo desarrollar para hacer frente a los mismos y salir victoriosa de esos encuentros con el destino? ¿Cómo puedo motivar a los demás, a mis seres queridos, compañeros de trabajo, amigos, a crear una serie de medidas que favorezcan a la superación de una crisis particular y convertirla en colectiva con la finalidad de mejorar la condición de la comunidad? ¿Cómo puedo continuar avanzando en un medio hostil, una sociedad enferma, donde el lenguaje verbal es violento, la inseguridad elevada y los valores morales y familiares están en absoluta decadencia? Es muy importante que ante los problemas y las crisis hagamos un uso inteligente de nuestra mente, desarrollemos competencias emocionales, lingüísticas y de otra índole, hagamos las preguntas precisas que nos ayuden a buscar repuestas, que nos inviten a pensar en función de alternativas y posibilidades. Ante las crisis hay que dar preferencias al “cómo” en lugar de preguntarnos “por qué a mí”. Esta última pregunta sólo servirá para que fabriques excusas, justificaciones o simplemente caigas en el pobre papelito de víctima impotente que, créeme, no te ayudará para nada a resolver en ese momento lo que te pueda estar aquejando. En este momento toma lápiz y papel, escribe todas las preguntas que se te ocurran y utiliza “cómo”, “qué”, “cuándo”, para elaborarlas, pero de ninguna manera el porqué, a menos que en ese porqué tu fe te mueva a abrir las compuertas hacia las soluciones y alternativas; si no, olvídalo, ejercita tu capacidad para hacer preguntas poderosas que te habiliten e inviten a pensar en función de posibles soluciones y alternativas. Es muy importante que tengas conciencia de que tu estado de ánimo es determinante para lograr estar conectado y vibrando en las emociones que nos interesan, esas que nos potencian, tales como la confianza, el amor, la paz, la alegría, la seguridad interior,
202 ~
el éxtasis, la fe, estos estados son los que potencian tu poder personal. Por lo tanto, tenemos que hacer un esfuerzo consciente y diario para ubicarnos en esos estados que nos energizan, esto no son fantasías, esto es una realidad, y si lo que deseamos es levantar la empresa más importante de este planeta, que eres tú y tu familia, créeme, necesitarás cantidades ingentes de energía y vitalidad y eso no se consigue por azar, eso se consigue con inteligencia, perseverancia y esfuerzo consciente. Ante las crisis tenemos que hacer acopio de todas las herramientas existentes para mantener nuestro estado de ánimo elevado, y salir lo antes posible de estados inhabilitantes. Tenemos que recordar que la clave del poder es la acción. Tenemos que movernos, pensar, actuar, tomar medidas, escribir, comunicarnos, y vencer, vencer al temor, al desánimo, a la depresión, puesto que estos estados paralizan, nos llevan a una condición de impotencia que no nos sirve para nada, mucho menos para enfrentar una crisis. Es muy importante que entendamos que la llave del amor, la alegría, el poder que el ser humano requiere y necesita para vivir la vida que anhela, está en la capacidad de dirigir sus estados de ánimo y ubicarse en los que le generan poder. ¿Sabías que sentir rabia o ira en un momento determinado es un estado superior emocional a la indiferencia, la tristeza o la depresión? ¿Sabías que la depresión es un estado emocional de casi muerte? La manera como nos representamos los acontecimientos que nos suceden en nuestra mente, la forma como los definimos y conceptualizamos afecta definitivamente las probabilidades de tener éxito y de fracasar en el logro de metas y objetivos por un supuesto acontecimiento. Quiero citar a Anthony Robins, en su libro Poder sin límites, refiriéndose a las personas que triunfan en la vida: “Los triunfadores son quienes más habitualmente acceden a sus estados más fecundos y descollantes, ¿cuál otra podría ser, si no, la diferencia entre los que triunfan y los que no? Recordemos de nuevo a W. Mitchell; para él lo importante no fue lo que le ocurrió, sino cómo se representó lo que ocurrió. Pese a verse terriblemente quemado y luego paralítico, supo hallar la manea de recobrar la plena posesión de sus recursos”.
~ 203
Entonces tenemos claro que para maximizar las posibilidades de éxito en cualquier empresa, para superar cualquier prueba, para derribar cualquier obstáculo necesitamos energía, y esa energía proviene de nuestras emociones, y las emociones son generadas por nuestros estados de ánimos y si tenemos el control de nuestros estados de ánimo a través del poder espiritual y del psicológico estaremos maximizando las posibilidades de triunfar y vencer. Por lo tanto, ¡ánimo!, conéctate con la alegría, trabaja con tus emociones, hazte preguntas poderosas, piensa en alternativas, en soluciones, en vez de pensar en problemas y negatividades, rodéate de personas positivas, afines, amigas, que estimulen tu capacidad para enfrentar los desafíos que día a día te ponen a prueba, ten consciencia de que el poder de lo que representas en tu mente es definitorio para la calidad de los resultados obtenidos. Es muy importante que vivamos conscientemente y tengamos presente que la vida es como un río que fluye constantemente y que no se detiene, tenemos que permanecer atentos como guardianes ante las puertas de nuestra mente e impedir que el desánimo y el pesimismo se instalen como un virus pernicioso en nuestro computador, tenemos que eliminarlo, “delete”, no tenemos alternativas porque ya decidimos que nuestra meta es conquistar nuestros sueños y nada ni nadie nos lo podrán impedir, ¡mucho menos nosotros mismos! Ten presente tu meta en tu mente, tienes la capacidad, has sido diseñado en perfección total para el éxito y el triunfo, no dejes de intentar, ensayar, no permitas que cualquier obstáculo se interponga entre tú y tus sueños, es imperativo que asumas esa responsabilidad. Deseo que en este momento recuerdes que eres un ser lleno de potencialidad pura, de recursos ilimitados, conéctate con la inteligencia universal y recuerda no hay temor en el Amor, no temas, y según el Curso de Milagros “there is nothing to fear”, ¡no hay nada que temer!

Autor Maria Tirone

Libro Coaching Mistico para la Vida
http://www.librosenunclick.com/site/fichadellibro.html?book_code=urn:uuid:9bc35d76-cae3-4fa3-9f40-06510db771fd

No hay comentarios:

Publicar un comentario