Etiquetas

domingo, 14 de diciembre de 2014

MASARU EMOTO: EL PODER CURATIVO DE AGUA

MASARU EMOTO: EL PODER CURATIVO DE AGUA

Podemos beber el agua, realizar nuestro aseo diario con ella y regar nuestras plantas, entre muchas otras cosas. El agua zurca los mares, los subsuelos, las cumbres y los valles. Nuestro planeta tierra es azul porque está cubierto de agua aunque actualmente ese agua esté lejos de ser pura y cristalina. La contaminación de mares, ríos y del agua del subsuelo es un evidente, y esa agua es la que está en las verduras y frutas que consumimos y en el agua que tomamos. No sólo lo comentan los científicos y los ecologistas, es la misma agua que parece comunicarse con nosotros, en su lenguaje de cristales acuosos nos señala que ella es sensible y que recoge toda la información del ambiente. Un investigador japonés nos presenta microscópicamente maravillosas fotografías de cristales de agua de todo tipo.

En Yokohama, Japón nació Masaru Emoto, doctor diplomado y licenciado en Medicina Alternativa. Se ha dedicado incansablemente a la investigación de distintos tipos de agua, buscó agua corriente en Japón (Sapporo, Sendai, Tokio, Osaka, entre otras) y también en el extranjero (Londres, París, Nueva York, Vancouver, Buenos Aires, Manaos). Tomó muestras de agua de manatiales, de fuentes, aguas subterráneas, ríos, lagos, pantanos y hielo del antártico. Por medio de un método de resonancia magnética, fotografió todas las aguas muestreadas e hizo miles de fotografías, los resultados se ven a simple vista. Su hipótesis es que los cristales del agua reflejan la esencia de ésta.

El mensaje que se encuentra en el agua
El año 1994 el señor Emoto tomó muestras de agua pura en Japón, también congeló gotas y las examinó en un microscopio electrónico y las fotografió. De manera sorprendente las fotografías mostraron hermosos hexágonos cristalinos parecidos a copos de nieve. Por otra parte tomó agua de un río contaminado, la congeló, fotografió unas gotas y comprobó que la imagen que aparecía en ellas no era un hermoso hexágono sino una forma desestructurada. Es como si podemos señalar que el agua es sensible al entorno donde se encuentra.

A través de sus investigaciones Emoto nos quirere hacer ver que el agua no recoge solamente información sino que también es sensible a los sentimientos y a la conciencia. Esa información se hace mágicamente visible al cristalizarse el agua. Si los cristales de agua se deforman ante cualquier mensaje, como por ejemplo, la voz, sentimiento, música que se transmita en su entorno modificando su misma estructura molecular, realmente estamos frente a un descubrimiento increíble porque, entre muchas otras cosas, nuestro cuerpo tiene más de un 60% de agua en su composición.

Agua bendita, ¿energía positiva?
Aunque parezca extraño como ya lo planteaban maestros ascendidos, tarde o temprano la religión y la ciencia tenderán a juntarse. Lo planteado por Emoto nos hace reflexionar acerca de la existencia del agua bendita por ejemplo. Se tenía conocimiento que la conciencia impregna todo lo existente y que hay sustancias, como el agua, extremadamente sensible a lo que son las vibraciones, los sentimientos y los pensamientos que almacenan información.

El agua como terapia
Con todos los estudios ciéntificos realizados por Emoto podemos confirmar que el agua se puede utilizar como elemento sanador, de seguro el tomar agua viva, regenerada, imantada o dinamizada diariamente traería beneficios significativos.

De acuerdo a lo estudiado por Emoto "el agua pueden hacer factible el descubrimiento temprano de enfermedades, incluso con anterioridad a que se manifiesten físicamente", dice también que la más poderosa combinación de pensamientos en términos de capacidad de transformación y de sanación son 'amor' y 'gratitud' ya que al emitir estas palabras los cristales que aparecen son hermosos y armónicos. Desde este punto de vista las oraciones y las meditaciones pueden llegar a curar cualquier cosa.

http://www.supernatural.cl/MASARU-EMOTO.asp

No hay comentarios:

Publicar un comentario