Etiquetas

sábado, 26 de julio de 2014

La Risa y el Sexo

La Risa y el Sexo


El sentido del humor es la capacidad de relativizar el significado de las cosas que nos ocurren o que nos rodean y en cualquier caso, una forma de entender y de enfrentarse a la vida.
El acercamiento sexual suele estar rodeado de una serie de tabúes y prejuicios, además de las necesarias precauciones del caso, lo cual puede terminar atentando en contra del placer. Para combatir estos aspectos negativos no hay nada mejor que la risa.

Freud pensaba que la gente reía debido a la necesidad de liberar las tensiones nerviosas acumulas por pensamientos reprimidos, impulsos hostiles y deseos sexuales. Proponía que cuanto mayor fuera la represión de tales pensamientos, mayor sería la risa en respuesta al humor; los chistes obscenos así llamados o aquellos que están relacionados a la sexualidad caen en esta categoría; los cuales por cierto, se encuentran entre los más contados mundialmente, según una encuesta hecha por la revista Psychology today.

En la sociedad existen grupos y personas que sancionan y critican este tipo de humor de manera categórica, pero esto podría ser un error. Clarissa Pinkola en su libro women who run with wolves. Indica que el humor sexual puede desempeñar un papel valioso: es que acaso no ¿Podemos imaginar lo sexual y lo irreverente como algo sagrado? Sí especialmente cuando son medicinales. Muchas veces cuando alguien llega con un conflicto sexual, el verdadero conflicto era habitualmente un conflicto espiritual  y del alma cuando alguien habla más de un conflicto espiritual la naturaleza del conflicto es más bien de naturaleza sexual.

En este sentido, la sexualidad puede ser un medicamento para el espíritu y cuando la risa sexual es terapéutica, es risa sagrada.
La risa y el orgasmo

Entendida la risa como una experiencia orgánica muy intensa y restauradora, es tentador establecer similitudes con el orgasmo. Se dice que la risa es el orgasmo del rostro, haciendo esta frase referencia a la capacidad de la carcajada para movilizar la mayor parte de la musculatura facia.
El orgasmo por su parte es un reflejo que moviliza igualmente una buena parte de la musculatura corporal, incluida la del rostro, que adopta expresiones que van desde el dolor a las de una intensa felicidad. En cualquier caso la consecuencia es una enorme descarga de tensión que produce gran bienestar y una intensa relajación que nos deja como nuevos. La combinación de risa y sexo puede ser, sin embargo, algo comprometida ya que podría tomarse por una burla (imagina que tu pareja se ríe cuando te desnudas o cuando estás esforzándote en estimularla). El sexo, superados los preliminares, necesita de algo de seriedad y de un mínimo de concentración, pero esto no quiere decir que el buen humor no ayude a mejorarlo, contribuyendo a la desinhibición y la complicidad en la pareja.
Cuando la risa ayuda sin causar daño, cuando relaja, re estructura, reorganiza, reafirma el poder y la fuerza, es entonces la risa que produce la salud. Cuando esta forma de expresión llamada risa hace que la gente esté dichosa de estar viva, feliz de estar aquí, más consciente del amor, más lúcida respecto a Eros, cuando alivia la tristeza y suprime la ira, entonces es sagrada. Cuando la risa hace crecer, mejorar, ser más generoso, más sensible, lo sagrado y lo sexual no están separados, sino que conviven.
Soltar la risa cuando estamos en medio de una situación erótica, esto no atenta contra el deseo, sino que por el contrario, baja los niveles de ansiedad y estrés y nos predispone al disfrute. Tal vez interrumpa por un momento el clima generado, pero de seguro que al retomarlo, será mejor que antes.
Un estudio del Departamento de Psiquiatría y Psicoterapia de la Universidad de Toronto (Canadá), que no incluyó varones, la risa y la excitación sexual femenina comparten algunos síntomas en distintas fases:
  •  Aumenta el calor. Se nos enrojece la zona del pecho, cuello y brazos y sube notablemente la temperatura corporal.
  • Respiración rápida. Los músculos faciales se tensan, la piel se vuelve más sensible, los ojos se humedecen y respiramos con más rapidez.
  • El cuerpo se relaja.
Al igual se sabe que es la risa y el buen humor aumentan nuestro atractivo, como han comprobado en una reciente investigación. El humor positivo, es decir no agresivo, también está asociado a una mejor salud mental.
Es sexo es juego, es diversión, creatividad e imaginación. Es una conexión con algo muy primitivo en nosotros, con las emociones más primarias y hay que disfrutarlo plenamente. Por eso el sexo y la risa se retro alimentan.
La risa une a las personas, esto debido a que eleva los niveles de serotonina en la sangre, esta hormona de la felicidad hace que nos relacionemos mejor y por tanto, es inmensamente favorable para la relación de pareja.
Por un momento olvidemos las teorías de Freud y Lacan y seguir en el jardín de las delicias que es realmente exuberante, recordando todos los beneficios de la risa y disfrutar la sexualidad
http://alex-psicoclinica.blogspot.com/2012/05/la-risa-y-el-sexo.html


1 comentario:

  1. Hola María T. Gracias por compartir, saludos desde Xalapa, Ver. México

    ResponderEliminar