Etiquetas

domingo, 20 de julio de 2014

El Tantra Yoga Blanco -Tecnología para tiempos de cambio

El Tantra Yoga Blanco -Tecnología para tiempos de cambio



 por Guru Kirn Kaur Khalsa

Extracto Revista AEKY Nº20

Vivimos en tiempos de cambio. Lo único constante es el cambio, y en estos días el cambio es tan fundamental y esencial que resulta difícil ignorarlo. Es como si estuviéramos siendo transformados de adentro hacia afuera, célula por célula. Los cambios son más obvios y radicales en la sociedad como lo estamos viendo con el rompimiento de las estructuras políticas, sociales, económicas y hasta psíquicas. Esta transformación está ocurriendo igualmente a niveles muy profundos y muy personales, y nos esta afectando a cada uno de nosotros. Como el maestro Yogui Bhajan decía “la Era de Acuario esta llegando a través de nosotros, y nos está empujando desde adentro para ser auténticamente humanos”. Es como si la evolución de la conciencia nos está despertando de una larga pesadilla llamada Kali Yuga, en que nos hemos visto “sonambuleando” por milenios. Es como si nos está impulsando a subir por una escalera, peldaño por peldaño, y en cada peldaño debemos alcanzar más transparencia, más ligereza, más verdad e incluso más autenticidad de lo que significa ser un Ser Humano.
A fin de realizar esto, Yogui Bhajan siempre mantuvo que era esencial descongestionar el subconsciente, ya que es aquí donde radican toneladas de experiencias sin procesar, traumas, heridas emocionales, patrones de comportamiento y memorias que muchas veces previenen que tengamos esta oportunidad de ascender a los peldaños de la conciencia más alta. Yogui Bhajan decía que el subconsciente puede y debe ser procesado con la meditación y con tecnología como el Tantra Yoga Banco, ya que el 95% del tiempo, nuestras acciones, emociones, reacciones y decisiones en la vida cotidiana derivan del  procesamiento “no observado” del subconsciente.

El Tantra Yoga Blanco es una tecnología antigua y sagrada quenos ayuda a filtrar y tamizar a través de las capas del subconsciente para poder llegar al fondo donde radica el verdadero Ser.

Es como un lavado de este repositorio congestionado  para  poder  vislumbrar  realmente   quiénes   somos   sin   estas   capas   cargadas de experiencias, estímulos  grabados   y habituados,    condicionamientos,    y    patrones   arraigados   que   nos   han   amoldado.
Incluso la ciencia ahora verifica que el subcons- ciente procesa 40 millones de impulsos nerviosos por segundo sin que les prestemos nuestra atención consciente. La mayoría de las reacciones a estos impulsos son aprendidas y adquiridas a muy temprana edad (entre recién nacidos y 6 años de edad), cuando no teníamos los filtros analíticos y discriminatorios para procesar la información que absorbíamos como esponjas. O sea, nuestra percepción del mundo ha sido condicionada por personas y ámbitos fuera de nuestro control.

El Tantra Yoga Blanco  es meditar un día  entero frente  a frente  con una  pareja.

En último término, en el tantra trabajas y encuentras la polaridad de tu ser, y llegas a conectarte profundamente con tu propia alma.
A través de los mudras y mantras del Tantra Yoga Blanco no sólo limpiamos y procesamos nuestro subconsciente, sino que conectamos nuestra conciencia personal con la del grupo.
Y es en esta conciencia colectiva donde podemos trabajar con frecuencias elevadas y ondas gamma del cerebro para una transformación y sanación muy profunda.
Participar en un dia de Tantra Yoga Blanco equivale a muchas horas de meditación precisamente porque la meditación e intención colectiva del grupo no sólo apoyan el trabajo personal sino que transforman la proyección de todo el grupo hacia un punto de infexión que afecta a centenares de personas alrededor.
Estos cursos se realizan a través de una persona facilitadora que representa al Mahan Tántrico. El Mahan Tántrico conecta su cuerpo sutil con los participantes a través de la facilitadora. Incluso desde hace muchos años antes de fallecer, Yogui Bhajan mandaba a una representante para facili- tar el Tantra, en lugar de estar él presente físicamente. También dijo que su cuerpo sutil sería mas fuerte después de que su cuerpo físico desapareciera, y por eso el manejo de energía durante Tantra Yoga Blanco resulta tan palpable para tantos participantes.
Precisamente porque se maneja mucha energía al limpiar el subconsciente de tanta gente, es muy importante que  los participantes se  cubran  la  cabeza  para evitar dolores fuertes de cabeza. También es importante vestirse de,                   representando la pureza y aumentando la proyección de cada persona y del grupo para el trabajo de transformación. El color blanco agranda la energía creada por la intención del grupo.
Es interesante hacer notar que el Tantra Yoga Blanco  nunca  ha  sido  “propiedad”  de  ninguna  tradición espiritual específica.  Incluso, antes de que Yogui Bhajan fuese nombrado como el Mahan Tántrico a finales de los años 70, un Lama Tibetano tuvo ese título y responsabilidad. Este cargo ha pasado por muchos linajes,  correspondiendo  a  lo  que  la  humanidad ha necesitado en ciertos tiempos y espacios. Este último Tantra Yoga Blanco que se realizó en Madrid tuvo una participación de 360 personas, muchas de las cuales comentaron como efectivamente sintieron la presencia del Mahan Tántrico Yogui Bhajan y agradecieron muchísimo el trabajo no sólo colectivo, sino profundamente personal que se realizó ese día.
Para mi ha sido, y seguirá siendo, un honor poder facilitar estos cursos tan maravillosos, porque sí es evidente como los participantes “limpian” algo y que al finalizar el día, ellos mismos se ven y se sienten más radiantes, ligeros y brillantes, con luz y paz interior. Es difícil explicarlo. Es más fácil vivirlo y sentirlo. Sigamos cambiando poco a poco desde adentro para lograr a ese punto de infexión  que tanto necesita y desea la humanidad.
En resumen, qué podemos hacer para contrarrestar la avalancha de cambios que amenaza hundirnos? Meditar. Meditar. Meditar. Es en tiempos como ahora que la meditación es absolutamente necesaria. Ya deja de ser un “lujo” o algo que hacemos para “sentirnos bien”. La meditación en tiempos como ahora es lo que nos mantiene conscientes, intuitivos y alerta a los cambios obvios y sutiles que nos acechan. Es lo que agudiza todos nuestros sentidos para estar “listos” para cualquier eventualidad buena o mala. Y precisamente después de un Tantra es cuando la meditación profundiza todos esos cambios internos que empezamos.
Lo curioso del Tantra que acaba de tener lugar en Madrid, es que es el único curso en donde el Maestro Yogui Bhajan especificó una meditación que hacer durante 40 días. En ningún otro curso dejó una tarea tan específica. Así que si asististe al Tantra el 24 de Marzo, hazte ese favor de meditar, y no sólo para ti mismo,  sino  para beneficio de toda la humanidad. Como dice el Dalai Lama, la meditación es un servicio al prójimo que nos corresponde a todos. La meditación es una necesidad.

Guru Kirn Kaur Khalsa Facilitadora de Tantra Yoga Blanco

- See more at: http://www.kundaliniyogagranada.es/tag/tantra-blanco/#sthash.nJZxEfZM.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario