Etiquetas

jueves, 23 de octubre de 2014

La Alegria Es Luz


LA ALEGRÍA ES LUZ

Estoy completamente lleno de alegría y aún así, lleno de miedo.
Entrégate con toda tu energía a la alegría, y el miedo desaparecerá. No hagas caso del miedo, no prestes ninguna atención al miedo, porque cuanta más atención le prestes, más perdurará. Viértete totalmente en la dirección de donde está surgiendo la alegría, y el miedo desaparecerá así como desaparece la oscuridad cuando traes luz.
La alegría es luz. Y la alegría es el principio de un gran peregrinaje que termina en el encuentro con la Divinidad. Así que continúa, sin ningún miedo, porque la existencia protege siempre a los que confían en ella. Relájate, entrégate a la existencia y permite que la alegría te abrume. Deja que se convierta en tus alas, de modo que puedas alcanzar las estrellas.
Un corazón alegre está muy cerca de las estrellas.
Solamente el triste y el afligido y el desgraciado van al infierno. Están creando su infierno. El alegre, el cantante, el danzante y el que celebra está creando su paraíso con cada una de sus canciones, con cada una de su danzas.
Está en tus manos crear el paraíso o  caer en la oscuridad, en el fuego del infierno. Estos no están fuera de ti; ambos están en tu interior. Todo depende de lo que elijas ser.
Elige ser divino, elige ser cada vez más alguien que celebra, elige ser festivo, para que más y más flores puedan transformarse en tu ser, y más y más fragancia esté a tu alcance.
Y esto no sólo te ayudará a ti, ayudará a todos los que entren en contacto contigo. La alegría es tan infecciosa como cualquier enfermedad. Cuando ves algunas personas bailando, de pronto sientes que tus pies están listos. Puedes intentar controlarlos, porque el control te ha sido enseñado, pero tu cuerpo desea unirse a la danza. Siempre que tengas una oportunidad de reír, únete; siempre que tengas una oportunidad de bailar, únete; siempre que tengas una oportunidad de cantar, canta, y un día te darás cuenta de que has creado tu paraíso.
No es que uno vaya al paraíso; el paraíso no está en alguna parte en el cielo; es algo que uno crea a su alrededor.
Es un buen principio. Con todas mis bendiciones, ve más profundo, a pesar de cualquier clase de miedo. Nunca escuches las cosas negativas, porque si las escuchas pueden envenenarte, pueden destruir tu alegría; mantenla pura, impoluta. Y aquí hay gente que bailará contigo, que celebrará, porque has dado el primer paso hacia la existencia.
Y deseo recordarte que el primer paso es casi la mitad del viaje

The Razor’s Edge, charla #7
Para continuar con la lectura, en inglés, haz click aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario