Etiquetas

sábado, 16 de febrero de 2013

Reconoce que la otra persona eres tú.

1. Reconoce que la otra persona eres tú. 
Tu eres yo, yo soy tu, somos proyecciones de una misma alma.
Lo que no acepto en mí, lo proyecto en ti, y lo que no aceptas en ti lo proyectas en mi. 
Te amo porque me amo a mi misma, me amas porque te amas a ti mismo.
Te acepto porque me acepto a mí misma. Me aceptas porque te aceptas a ti mismo.
Cuando reconozco que tu eres yo, y que yo soy tu, los milagros comienzan a ocurrir, porque dejo de creer y pensar que esta sucediendo algo allá afuera que no me concierne.
Resulta que todo lo que veo es lo que yo soy. MTirone

1 comentario:

  1. Todo lo que veo, degusto, siento, huelo y oigo soy yo en mi percepción y sensación subconsciente, para luego ser una reacción consciente. Los sentidos son la trampa de Maya, ¿qué es el amor? la eterna pregunta, la eterna experiencia por vivir que no puede ser expresada con palabras

    ResponderEliminar