Etiquetas

martes, 14 de noviembre de 2017

Juzgar es debilidad Observar es Poder


 
Juzgar es debilidad Observar es Poder



Esta sociedad está condicionada para discriminar calificar etiquetar todo lo que observa desarrollar la capacidad de observar suspendiendo el juicio es una aptitud un hábito que debemos desarrollar disciplinadamente para alcanzar el silencio infinito de la mente ruidosa y atormentada por esta perniciosa costumbre arraigada en Occidente

No es una tarea fácil habituarte a observar sin enjuiciar es por ello que nuestras relaciones interpersonales son tan difíciles porque este primer poderoso hábito está fuera de nuestro foco y es condición "si ne qua non " para comunicarnos compasivamente con nosotros mismos y con los demás

Juzgamos criticamos etiquetamos descalificamos y peor aún calumniamos emitimos juicios falsos sobre otras personas sin tener todas las evidencias en nuestras manos dañando quizás de por vida la reputación de un ser inocente
Bien decía la madre Teresa de Calcuta que la crítica es el Cancer del Amor ! Que podemos decir de la Calumnia? Un acto vil ruin que busca destruir a otro ser humano emitiendo un juicio falso ! La calumnia como una de las formas más dañinas de emitir un juicio falso sobre una persona inocente procede del flagelo envidia citó a continuación el siguiente pensamiento de Ignacio Altamirano al respecto:
“La envidia es proteiforme. Sus manifestaciones más comunes son la crítica amarga, la sátira, la diatriba, la injuria, la calumnia, la insinuación pérfida, la compasión fingida, pero su forma más peligrosa es la adulación servil.”

El juicio es de una mente sin disciplina la observación compasiva de una mente altamente disciplinada eso para mí es Yoga

Observar sin enjuiciar sin evaluar el primer paso de la comunicación no violenta de Rosemberg
El mundo aún no está preparado para tener este tipo de poder que procede definitivamente de una mente disciplinada

El juicio es de la mente ordinaria la observación poderosa de la mente radiante

Es tan fácil hablar más difícil es callar hacer silencio en esta sociedad que rinde culto a lo externo y se olvida de cultivar el silencio interior

Para silenciar a tu mente debes practicar el no juicio para ello es muy importante vivir conscientemente tus pensamientos y todo lo que sale por tu boca
Observar y observarte requiere de Maestría Interior Y eso sólo lo lograras a través de una ardua y disciplinada auto observación
El poder es otorgado solo a aquellos que se conquistan así mismos
Cierro con este pensamiento de Miguel de Cervantes
“Es tan ligera la lengua como el pensamiento, y si son malas las preñeces de los pensamientos, las empeoran los partos de la lengua.”

Practiquemos el no juicio a través del silencio de nuestra mente

María Tirone

No hay comentarios:

Publicar un comentario