Etiquetas

miércoles, 27 de marzo de 2013

Reconocer y Corregir el Error



Reconocer y Corregir el Error

No podemos avanzar como seres humanos, si no estamos dispuestos a reconocer nuestros errores. No podemos avanzar en las relaciones interpersonales, amistad, pareja, laborales, familiares si no estamos dispuestos a reconocer nuestros errores. No podemos evolucionar como personas en cualquier ámbito de nuestra existencia si nos RESISTIMOS A RECONOCER LOS ERRORES, ellos están ahí para ser corregidos, y poder seguir avanzando. Es imposible que podamos construir relaciones de cualquier clase , si somos ciegos , sordos y mudos, ante las equivocaciones, necesitamos enmendar, para remediar la torpeza que hay en nosotros y continuar creando situaciones, eventos, oportunidades, concretando objetivos, que de otra forma se tendrán que abortar.

Las mujeres somos educadoras por naturaleza, pero no podemos ayudar a aquellos que no están dispuestos a aprender de sus errores, de sus fallas, de sus desaciertos, de sus torpezas, de sus procedimientos y acciones inadecuadas. No podemos ayudar , a aquellos que aun cuando le señalamos los errores de buena manera , no tienen la capacidad ni la humildad de abrir su entendimiento a la comprensión del mensaje para que puedan superarlo y asi alcanzar niveles superiores de consciencia, de vida , de logro personal.

La paciencia se agota, y llega un momento que solo tenemos una sola opción soltar y continuar avanzando , y saber que cada quien tiene su tiempo, y que el tiempo de Dios es perfecto para nosotros y para ellos también.

No podemos darnos contra las paredes y las piedras, no podemos tratar de abrirle la mente a quien la tiene completamente cerrada, por cualquier razón que desconocemos, pero lo que si podemos hacer es cumplir con exhortar amablemente, y retirarnos cuando ya intuimos que seguirlo haciendo es inútil, estúpido, y absurdo. Seguir avanzando es nuestro deber, y el de los demás el que a ellos les parezca, y asuman las consecuencias de sus actos , pensamientos, y obras. De eso no se va a escapar nadie por que " por sus frutos los conoceréis".

La Responsabilidad , el sentido de la responsabilidad, el poder de responder por mis actos es lo que denota la madurez o inmadurez de un sujeto o individuo y esa capacidad se forma en el hogar, se templa a través de la vida, y los resultados en nuestras vidas hablan de nuestro carácter, de nuestro compromiso con valores elevados, o no. La felicidad depende de esto, y la libertad también.

Maria Tirone

No hay comentarios:

Publicar un comentario